Florianópolis en emergencia por las lluvias

Internacional 11 de enero
Cada año, miles de turistas argentinos eligen esas playas para descansar. Una nena de 8 años murió y un hombre se encuentra desaparecido ante las inundaciones que afectan gran parte del estado de Santa Catarina.

Florianópolis, Camboriú y el resto de las playas de Santa Catarina, que son principal destino de los argentinos durante el verano en Brasil, están desde hace 48 horas en una situación de emergencia a raíz de las lluvias, inundaciones y deslaves, que causaron la muerte de una niña de 8 años.

Entre los lugares más afectados están los barrios de la Lagoa da Conceicao y Barra de Lagoa, en la zona central de la isla de Florianópolis, capital del estado de Santa Catarina.

"Llovió en 48 horas lo que debe llover en todo enero", informó la cadena de noticias RBS, que precisó que en Florianópolis cayeron más de 400 milímetros desde el inicio de la semana, lo que constituyó un récord.

La situación es caótica en varios accesos y rutas de las ciudades costera a raíz de que se abrieron hoyos en el asfalto en las rutas que llegan al litoral de Santa Catarina, estado fronterizo con Misiones.

En el Balneario Camboriú, a unos 90 kilómetros de Florianópolis, un hombre haitiano residente en Brasil desapareció luego de intentar desobstruir una boca de tormenta, mientras que la caída de un árbol provocó la muerte de una niña brasileña de ocho años en el municipio de Sao Joao Baptista.

"Se recomienda tener precaución, ya que hay peligro de deslizamientos", informó Defensa Civil para los balnearios de Santa Catarina, frecuentado por argentinos, como Garopaba, Itajaí, Camboriú, Itapema y el municipio de Navegantes.

En las últimas horas, varias de las playas de Florianópolis visitadas por los argentinos fueron declaradas como zonas contaminadas, por lo que las autoridades locales recomendaron a los turistas no meterse al agua.

El alcalde de Florianópolis, Gean Loureiro, decretó el estado de emergencia en la isla y pidió a la población, por las radios locales, permanecer en sus casas dentro de lo posible para evitar trastornos.

Además, el 40% del transporte público fue interrumpido y personal de Defensa Civil trabaja en remover la tierra y las piedras caídas en varios accesos y rutas de la isla, según informó el alcalde de Floripa.

Te puede interesar