Pescaderías advierten una faltante de boga y dorado

Crespo 15 de febrero de 2018 Por
El comienzo de la Cuaresma multiplica las expectativas de venta. Sin embargo, califican de “complicada” la obtención de piezas de ciertas variedades.
Dorado

Con el Miércoles de Ceniza, los creyentes comenzaron a transitar el tiempo cuaresmal. Con él, las pescaderías presentan año a año un repunte en sus ventas, lo cual esperan mantener en este 2018. Si bien el incremento en el precio es mínimo, por estos días quienes se dedican a este rubro están preocupados por la escasez de variedad.  

Paula Acevedo, comerciante local, contó a FM Estación Plus 94.3: “Sábalo va a haber seguro y trato de conseguir lo que la gente busca, pero lamentablemente no hay variedad. Está complicado conseguir boga y dorado. En el caso de las bogas salen muy chicas, no están en medida para sacarse, aunque igual se extraen. Si se continúa, en un par de años no va a haber nada. A ello se le suma que vino mucha agua y con la crecida, el pescado se desparrama”.

Acevedo indicó que está recibiendo provisiones de los puertos Paraná, Diamante, Victoria e incluso de la costa del Uruguay, atento una mejor calidad. “Del río Paraná salen sábalos de 2.300 Kg. a 2.500 Kg., mientras que del Uruguay salen de 3 Kg., 4 Kg., y 5 Kg., al ser más grandes tienen menos espinas y se convierten en la preferencia de los consumidores”.

“Hay buenas ventas y esperemos que no sólo se mantengan las del año pasado, sino que aumenten un poco”, dijo la comerciante y agregó que la inflación repercutió en no más de $10 de diferencia respecto de la Cuaresma 2017. En tal sentido, detalló: “Por una cuestión de comodidad, la mayoría prefiere las elaboraciones, como milanesas a $110 el Kg. y relleno de empanadas a $85 el Kg. El filet de sábalo cuesta $100 el Kg., mientras que el de surubí $150 el Kg. Aquellos que compran por piezas enteras, está $45 el Kg. de sábalo del río Paraná y $60 el Kg. de sábalo extraído del río Uruguay”.

Estacion Plus Crespo

Fuente de la noticia