Pánico, daños y caída de un helicóptero tras el sismo en México

Internacional 17 de febrero de 2018
México vivió una interminable noche de angustia luego de que un sismo de 7,2 grados en la escala de Richter sacudiera el sur del país, provocando daños materiales y la muerte de tres personas por la caída de un helicóptero.

El epicentro del sismo se detectó en el sureste del país, solo cinco meses después de dos fuertes terremotos que golpearon a México y dejaron más de 450 muertos.

El movimiento se registró a las 17:39 (las 20:39 en Argentina) y su eje central fue 11 kilómetros al sur de Pinotepa Nacional, en el estado de Oaxaca, de acuerdo con la estimación final del Servicio Sismológico Nacional.

Las autoridades indicaron que no se reportaron muertos en la ciudad, aunque sí daños en varias casas y edificios. Fue una madrugada de pánico en Mexico, con una sensación de vulnerabilidad que remite a un pasado trágico reciente. La gente salió desolada a las calles, los vecinos se abrazaban, sollozaban y hasta rezaban, según mostraron imágenes de las televisoras locales.

Incluso en Ciudad de México, donde se percibió el temblor, se vivieron escenas de esa naturaleza, que hacían presagiar lo peor.

Pero la tragedia no estuvo en la tierra sino en el aire, pues el helicóptero de la Fuerza Aérea Mexicana que trasladaba al ministro del Interior, Alfonso Navarrete Prida, a Pinotepa Nacional se desplomó a escasos 30 o 40 metros antes de aterrizar.

Ningún funcionario perdió la vida, aunque tres personas que estaban en tierra murieron y otros más salieron heridos ya que el aparato cayó sobre algunos autos.

En la aeronave también iban el gobernador del Estado, Alejandro Murat, y personal de protección civil llegaba a Pinotepa Nacional para supervisar los daños provocados por el temblor.

Navarrete Prida informó que las personas que viajaban con él salieron ilesas, con algunos golpes pero vivos, informó la agencia ANSA.
En Oxaca, la alarma sísmica funcionó a la perfección y momentos antes de que iniciara el temblor la gente pudo salir de las edificaciones y acudir a las zonas de seguridad.

De inmediato el titular de Protección Civil, Luis Felipe Puente, colgó un mensaje en las redes sociales para indicar que se habían activado los protocolos de seguridad.

También el presidente de la República, Enrique Peña Nieto, dijo en un comunicado por las redes sociales que por el sismo se activaron los protocolos.

En tanto, el alcalde de Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, informó que al menos 570.000 personas de 112 colonias quedaron temporalmente sin electricidad., informó la agencia EFE.

La suspensión del servicio eléctrico fue la mayor afectación del sismo en la capital, que se encuentra en "normalidad", dijo Mancera al dar un informe de las revisiones efectuadas.

También indicó que las autoridades de salud atendieron 266 casos de crisis nerviosas, la mayoría en el mismo lugar donde se produjeron y solo seis de ellas fueron llevadas a hospitales, donde recibieron el alta sin mayores complicaciones.

El alcalde apuntó que las autoridades registraron una persona herida por el terremoto, una niña de 12 años que tuvo una herida en la frente sin mayores consecuencias, publicó Télam.