Dos gigantes japoneses intentan ser los primeros en importar carne argentina

Internacional 21 de febrero de 2018
Los grupos Marubeni y Sumitono mantuvieron gestiones con directivos del frigorífico Fridevi para comprar cortes premium. Sería para antes de fin de año
cc210218n018f21_crop1519176034228.jpg_258117318

El gobernador de Río Negro, Alberto Weretilnek, confirmó las gestiones de directivos de los grupos alimentarios japoneses Marubeni y Sumitono, que en las últimas semanas visitaron establecimientos de la provincia con la intención de aceitar los mecanismos para comenzar a enviar carne hacia aquel país. Esto se daría antes de fin de año desde la planta faenadora que posee el frigorífico Fridevi, propiedad de la Asociación de Cooperativas Argentinas (ACA) y la Cooperativa de Patagones y Viedma Ltda.

Según la información aportada por la agencia Télam, ejecutivos del frigorífico mantuvieron reuniones con enviados de Japón, país que hasta el momento no compra carne argentina debido a su estricta política de control contra la fiebre aftosa. "La idea de los japoneses es comenzar a comprar cortes especiales, del tipo premium, de animales criados en esta región", señaló Sergio Seisdedos, Gerente de Fridevi.

El frigorífico, el mayor establecimiento de la Patagonia, faena al mes unos 6000 bovinos criados y engordados al sur de la barrera sanitaria del río Colorado, que desde 2013 cuenta con certificación internacional como "zona libre de fiebre aftosa sin vacunación". En los últimos tres años realizó inversiones por más de $ 60 millones para poner a punto las instalaciones e incursionar en nuevos negocios, tanto en el mercado doméstico como en materia de exportación, indicaron fuentes de la empresa, que emplea a 340 personas.

De hecho, también incursionó con la puesta en marcha de un feedlot, con capacidad para engordar 5000 animales, y en dos nuevas plantas dedicadas a la elaboración de embutidos y al procesamiento de cerdos, con capacidad de faenar unos 2500 capones por mes.

Seisdedos afirmó que tanto los enviados de Marubeni como los de Sumitono, dos importadoras de alimentos de ese país, llegaron en misiones exploratorias del mercado. "Mostraron mucho interés por nuestro sector productivo y nos anticiparon que si todo prospera podríamos iniciar los envíos en septiembre u octubre de este año", indicó el gerente del que es el único frigorífico de la región habilitado para exportar a la Unión Europea (UE).

Por su parte, Weretilnek sostuvo que comenzar a exportar carne patagónica a Japón es un paso clave para consolidar el proceso de recuperación ganadera de la provincia. Recordó que la región padeció entre 2011 y 2012 una sequía que provocó un fuerte achique de su stock bovino, pero que el corrimiento de la barrera sanitaria decidido en marzo de 2013 ya permitió aumentar el rodeo de 450.000 a 750.000 cabezas. "Pero sobre todo en los últimos años hemos vivido una profesionalización muy intensa en el sector productivo. Hoy, por ejemplo, pasamos de tener 40 engordes en la provincia a más de 160; y hay muchos proyectos para producir localmente el maíz, las pasturas y la alfalfa necesarios para alimentar toda esa hacienda", describió.

Según sus cálculos, el funcionario estimó que la provincia tiene capacidad para tener en el mediano plazo un stock de más de 1 millón de bovinos. Este nivel, le permitiría atender tanto la demanda local (dado que por la barrera anti-aftosa, la región no puede recibir ni animales ni cortes con hueso desde las provincias del norte) y los negocios puntuales de exportación. Actualmente, la región patagónica envía alrededor de 200 toneladas anuales de cortes pertenecientes a la Cuota Hilton para la UE, además de realizar exportaciones frecuentes a Brasil de "picaña" y Rusia (menudencias).

El Cronista