Cáritas: De la asistencia a la promoción humana

Crespo 28 de febrero de 2018 Por
“En Crespo hay pobrezas que no son materiales y también forman parte del trabajo pastoral de Cáritas”, afirmó una de las colaboradoras, al referirse a la contención y ayuda que brindan a quienes acuden por situaciones de violencia familiar, abusos o diversas adicciones.
Mirta Holzhus y Valeria Silvero
Mirta Holzhus y Valeria Silvero, voluntarias de Cáritas de la Pquia. San José

Desde hace un tiempo considerable, Cáritas trabaja en la implementación de una nueva definición respecto de su rol e intervención social, lo cual se evidencia en las acciones y en las diferentes propuestas que desde la organización se abren a la comunidad crespense y zona de influencia. En diálogo con FM Estación Plus 94.3, la voluntaria Valeria Silvero explicó acerca de los propósitos del espacio que funciona en la órbita de la Parroquia San José: “Es un camino en construcción el que estamos desarrollando, aprendiendo, enriqueciéndonos con los aportes de otras Cáritas, con el equipo de Manos Solidarias de la Iglesia Evangélica del Río de la Plata en Crespo, en red con el municipio y nos vamos transformando. El perfil de Cáritas antes estaba ligado a la asistencia, tanto en lo cotidiano como en una situación de emergencia, como puede ser un tornado, una inundación; pero con el correr del tiempo se fue perfilando el sentido de Cáritas, que forma parte de la Sociedad Pastoral de la Iglesia. Entonces ya no incluye sólo la asistencia, sino también la promoción humana. De hecho, desde la Congregación del Verbo Divino que está animando a la Parroquia San José, la propuesta es la evangelización y la promoción humana”.

Desde esa perspectiva, Silvero indicó que la dinámica concentra actualmente un amplio abanico y detalló: “A la salita van llegando necesidades materiales de alimentos y ropa, en algunos casos esos pedidos tienen que ver con personas que están atravesando una situación familiar complicada, ya sea por cuestiones de salud, una separación o casos de violencia. También advertimos que la necesidad material es a veces un primer paso en este canal de comunicación y ayuda. Necesidad de ropa y alimentos son un aspecto vulnerable, pero también hay otras cuestiones solapadas como situaciones de violencia de género; de abuso; consumo de sustancias, donde lo más visible es el alcohol o la ingesta excesiva de medicamentos, pero también aparecen adicciones a sustancias ilícitas; la depresión, constituyen también hoy nuestras pobrezas. Y lo digo con todo respecto, porque atraviesa a todas las capas sociales y nadie está exento. En Crespo hay pobrezas que no son materiales y también forman parte del trabajo pastoral de Cáritas. En la medida de nuestras posibilidades y limitaciones, apuntamos a estar junto a quienes lo necesitan. Ayudamos con los recursos que tenemos, acompañamos, hacemos derivaciones, contactos, buscamos asesoramiento, intentamos colaborar de la mejor manera posible en cada caso”.

La colaboradora destacó la labor de quienes forman parte de Cáritas y agregó: “Es realmente un voluntariado, porque cada uno tiene su trabajo, su familia, pero se hace un espacio para abocarse a esto. Nos manejamos con la confianza de la comunidad y eso es una gran responsabilidad”.

Campaña "Cuaresma Solidaria"

“La gente es muy solidaria y todo es bienvenido”, dijo Mirta Holzhus al recordar la cruzada solidaria que se lanzó en este mes de febrero y que se extenderá hasta el Domingo de Ramos. Acerca de la iniciativa, la voluntaria explicó: “Invitamos a tener un hermoso gesto cuaresmal, como puede ser la donación de elementos de higiene personal para los niños y jóvenes que se encuentran en los Hogares Madre Teresa, en la Diócesis de Quilmes. Lo pueden acercar a la secretaría parroquial, en la sala de Cáritas los días martes de 8:00 a 10:00 o en la caja identificada con el emblema, que se encuentra en la Parroquia San José. Se necesita jabón, shampoo, desodorante, toallitas femeninas, cepillo dientes, dentífrico, todos los elementos que una persona puede utilizar para su aseo a lo largo del día”.

En cuanto al destino de la colecta, Silvero referenció: “Los Hogares Madre Teresa son 7, que están en la Diócesis de Quilmes animados por la Congregación del Verbo Divino, de ahí el contacto con ellos. Están viviendo allí desde bebés hasta jóvenes de 18 años. Están organizados por género y por edad, incluso los más grandes estudian y tienen salida laboral. Llegan en su mayoría judicializados, porque se encontraban en situación de calle, habían sido abandonados o maltratados. Es muy importante que en los elementos que donamos reciban también nuestro afecto”.

Estacion Plus Crespo

Fuente de la noticia