Preocupa la alta presión tributaria que afrontan los argentinos

Crespo 05 de julio Por
A comerciantes, empresarios, profesionales, empleados e independientes, se les hace cada vez más difícil cumplir con el pago de impuestos. Afirman que representan un alto porcentaje de los ingresos.
353879

Diferentes economistas del país sostienen que una de las principales causas de la pobreza de los argentinos radica en la presión tributaria. El concepto fue abordado por un profesional de la ciudad, Contador Ariel Schonfeld, quien en diálogo con FM Estación Plus 94.3, comentó: “Un reciente informe del Foro Económico Mundial dice que Argentina es el país en el mundo con mayor presión impositiva. Se relevaron 38 casos, en los países más importantes y estamos en e puesto más alto en cuanto a carga tributaria. Hay que considerar no sólo la cantidad de impuestos a pagar, sino también la burocracia y costos que genera cumplir con cada trámite previo o complementario, como ser inscripciones, informes para créditos y demás”.

“Existen casi 65.000 normas impositivas, entre leyes, decretos, reglamentaciones y demás, lo que genera confusión en el contribuyente”, afirmó el profesional y agregó: “Cada caso que llega al estudio hay que estudiarlo bien. Se complica cumplir con todas las normativas, porque al haber un exceso, hay indudablemente contraposiciones”.

Pese a la crisis que presentan los países de la región en otros aspectos, la presión tributaria en los países sudamericanos parece ser diferente. “Casi cualquier país de la zona está mejor posicionado en este aspecto. Chile es el que está muy distante de nosotros. Es muchísimo menor la carga impositiva, entonces el empresario del vecino país obtiene una buena ganancia, la reinvierte y eso genera más fuentes de trabajo. Chile tiene 3 veces menos de habitantes que Argentina e importa casi lo mismo en volúmenes de dólares. Brasil con una crisis, igual está mejor posicionada. Sucede que a Argentina le juego en contra el endeudamiento y las importaciones, que se abrieron bastante en algunos rubros y eso impacta fuertemente”.

Ariel Schonfeld indicó que el panorama preocupa a todos y justificó: “En una simple ejemplificación como para tener referencia, un empleado que cobra $12.000 de bruto, que significan $10.000 de neto, son $2.000 en contribuciones que aporta al Estado. Por ese mismo empleado y sueldo, el empleador también hace sus contribuciones patronales que son algo más de $4.000. Entonces de un bruto de $12.000, entre ambas partes, una mitad se va en la alta presión tributaria. Lo que recauda el Estado es a veces mayor al beneficio que se llevan las empresas y eso influye en el mercado laboral”.

Trazando nuevamente un paralelismo de circunstancias, el contador añadió: “En otras partes del mundo, el Estado se lleva cierto porcentaje en impuestos, pero están cubiertos totalmente los servicios públicos. El que paga, siente que su aporte vuelve al pueblo y acá no siempre se ve reflejado”, concluyó.

Estacion Plus Crespo

Fuente de la noticia

Te puede interesar