River se puso a disposición de la Justicia ante la denuncia por abusos a menores

Policiales 03 de abril de 2018
En la pensión de River, ubicada en el estadio Monumental, viven actualmente unos 80 chicos del interior del país. Los hechos habrían ocurrido entre 2004 y 2011.
f_1522750913

El efecto dominó parece haber comenzado. Las sospechas de que la reciente denuncia de la existencia de una red de pedofilia en Independiente se extendería a otros clubes empieza a confirmarse.

Ahora el involucrado es River, por al menos tres casos de abusos de menores que se habrían producido entre 2004 y 2011, durante las gestiones de José María Aguilar y Daniel Passarella, según la denuncia que realizó la ONG Ayuda a Víctimas de Violaciones (A.VI.VI) en la fiscalía de Saavedra, luego de escuchar el relato de una exmédica que trabajó en el club durante esos años.

El abogado de A.VI.VI., Andrés Bonicalzi, realizó la denuncia en la fiscalía de Saavedra “Todavía no estamos al tanto de los términos de la denuncia, pero desde ya que nos ponemos a disposición de la justicia y de los denunciantes para que se investigue todo”, dijo Ignacio Villarroel, secretario de River.

La médica, cuya identidad no trascendió, dijo en su denuncia que “había por lo menos un captador, reclutador y/o abusador que pasaba dos o tres veces por semana a llevarse a los chicos de la pensión para prostituirlos”, e hizo mención a la presencia de un transexual que tenía amplias libertades para moverse por el club.

Según la denuncia, todo comenzó luego de que una psicóloga que trabajaba en River le comentó a la médica las situaciones de abuso que se vivían con los chicos de la pensión.

Ante un pedido de la médica a la autoridad del área de salud del club de la realización de exámenes de enfermedades de transmisión sexual entre los chicos, recibió la respuesta de que no se metiera en el tema, a diferencia de lo ocurrido en Independiente.

Siete años después, la médica decidió realizar la denuncia, a menos de dos semanas de conocerse la existencia de una red de pedofilia con chicos de la pensión de Independiente.

Bonicalzi, realizó la denuncia esta mañana en la fiscalía de Saavedra, cuyo titular es alguien que realizó muchas investigaciones relacionadas con la barra de River: José María Campagnoli.

“El supuesto abusador no era miembro de la institución pero todos lo conocían y se manejaba dentro del club como habitué. Se trataría de un transexual conocido por absolutamente todos”, dijo Bonicalzi a radio Provincia.

Aguilar fue presidente de River entre 2001 y 2009, mientras que Passarella estuvo al mando del club entre 2009 y 2013.

En la pensión de River, ubicada en el estadio Monumental, viven actualmente unos 80 chicos del Interior del país. En el ala infantil de la pensión habitan quince chicos de 10 a 12 años, y en el ala juvenil lo hacen 65 jóvenes de entre 13 y 18 años. Actualmente tienen a disposición los servicios de cuatro psicólogos, con un director del área, y de cuatro asistentes sociales.

“Desde ya que nos ponemos a disposición de la justicia y de los denunciantes para que se investigue todo”, dijo Ignacio Villarroel, secretario de River.

Entregan botones antipánico a los denunciantes

“No sospecho de nadie, pero no voy a correr ningún riesgo. Estoy diciendo la verdad y trato de proteger a niños”.

Así, la presidenta de la ONG Ayuda a Víctimas de Violación (Avivi), María Elena Leuzzi, explica la decisión de pedir botones antipánico para ella y el abogado Andrés Bonicalzi después de presentar en la comisaría de la Comuna 12 de la Policía de la Ciudad la denuncia por los presuntos casos de abuso sexuales en la pensión del club River Plate.

Leuzzi y Bonicalzi contaron que mientras hacían la denuncia en sede policial, recibieron llamadas de familiares de víctimas, pero también una comunicación intimidatoria. “Deja de meterte en esto”, fue la amenaza según afirmó la presidenta de Avivi.

Según Bonicalzi, la médica cirujana que fue quien aportó los datos para que ellos presentaran la denuncia tiene miedo. “En su momento ella quiso hacer la denuncia, pero le dijeron que hiciera la vista gorda. Esta muy asustada”. No se descarta que también a ella le entreguen un botón antipánico.