Tras la polémica por los pasajes, los diputados y senadores reclaman un fuerte aumento

Nacionales 03 de abril de 2018
Solicitaron que los montos asignados a los viajes se sumen al sueldo y además reclamaron una equiparación a lo que gana un camarista federal.
0029031112

En medio de la controversia por los canjes de pasajes con los que los legisladores incrementan sus ingresos mensuales, en el Congreso diputados y senadores piden una fuerte suba salarial.

El peronista Miguel Ángel Pichetto, jefe del interbloque Argentina Federal, insistió este lunes con su planteo de que en realidad lo que se debería hacer es elevar las dietas de los senadores y diputados.“Hay que tener una remuneración acorde a la tarea que se lleva adelante y eliminar todo concepto adicional que ensucie la cancha”, dijo al diario Clarín el senador. Y completó: “Se lo debería equiparar al salario de un juez de Cámara Federal. Entiendo que aun descontando ganancias, sería un haber razonable”.

La polémica surgió la semana pasada cuando el Presidente planteó que si los legisladores creen que su sueldo no es suficiente que pidan un aumento, pero que "no compensen con los pasajes". La diputada oficialista Elisa Carrió, una de las que más pasajes canjeó por plata en los últimos años, le recriminó a Macri que "viaja en helicóptero desde chiquito, así que no tiene problema, no tiene idea, viaja en aviones privados". Aunque luego trató de bajar el tono de sus declaraciones.

Tonelli propuso que se debería "incorporar el monto de los pasajes a la dieta y terminar con ese sistema de cambios de pasajes". El diputado recordó que el sueldo de los diputados es "inferior a los ingresos de los ministros y ni hablar de los miembros de la Corte" Suprema de Justicia, que además no están alcanzados por el pago del Impuesto a las Ganancias. En el caso de la Cámara baja los diputados que no usan los pasajes que les asignan reciben $ 1.350 por cada uno de ellos, lo que puede representarles un extra de hasta $ 40 mil mensuales, que se suman a un salario de $ 95 mil.

Mientras que Pichetto consideró que los senadores deben tener "una remuneración acorde a la tarea que se lleva adelante" y que se debe "eliminar todo concepto adicional que ensucie la cancha". "Se lo debería equiparar al salario de un juez de Cámara Federal. Entiendo que aún descontando Ganancias sería un haber razonable", le dijo a Clarín el jefe de bancada del peronismo en la Cámara alta.

El salario promedio de un senador es de $ 120.000 netos. Mientras que un camarista federal con 20 años de antigüedad cobra en mano unos $ 180.000 y no paga Ganancias. Cada senador que no use sus pasajes puede canjearlos por $ 3.440 por tramo. Si no hace uso de ninguno de ellos puede aumentar su sueldo en hasta $68.800 adicionales.

Minuto1