Tras Gualeguaychú, arman una cumbre para pedir unidad del PJ

Política 09 de abril de 2018
Será este lunes en Catamarca y habrá sectores K y del Frente Renovador. Se preparan para 2019.
ry-CQ_jLz_930x525__1

La maratón peronista, de infinitas escalas hacia el 2019, sumará este lunes otra parada técnica: el llamado G7, espacio que en febrero montó el primer episodio unionista, tendrá otra aparición.

Ocurre días después de la juntada del peronismo anti K en Gualeguaychú y mientras el eje #hay2019 prepara su próxima cita, que sería a mediados de mayo en Escobar o en Mar del Plata.

El G7 debutó el 8 de febrero con una juntada en la UMET donde, según el prospecto de invitación, unía a los tres peronismos: el territorial, el renovador y el filo K. Ahí confluyeron Agustín Rossi, Felipe Solá, Alberto Fernández, Daniel Arroyo, Fernando "Chino" Navarro, Víctor Santa María y Daniel Filmus.

Este lunes, casi dos meses más tarde de aquel encuentro germinal, seguirá esa ronda y será en Catamarca donde, anticipan, se reflejará también la voluntad de todos los peronismos locales -el de la gobernadora, Lucía Corpacci; el del senador Dalmacio Mera, el del intendente catamarqueño Raúl Jalil- que darán señales de unidad.

Esa provincia suele abrir el calendario de elecciones provinciales: vota en marzo y, ahora con ley de primarias, puede tener el primer round en pleno verano. Allí, según confirmó Clarín, hoy estarán los siete dirigentes que coincidieron en la UMET.

La particularidad es que en ese bloque aparecen dirigentes que son protagonistas de otras juntadas unionistas: Rossi estuvo en la terna estelar de la cumbre de La Pedrera, el #hay2019 -también fue Filmus-, y Arroyo compartió tenida con Miguel Pichetto en Entre Ríos.

"Hay que apuntar a la unidad más amplia para tener alguna chance en el 2019", avisan. Arroyo no ve compatibilidades en participar en ambos espacios. Alberto Fernández agrega: "juntarnos a pensar no implica que debamos pensar igual".

A la mesa de la UMET, G7 que se irá ampliando, se sumarán intendentes del PJ bonaerense, encabezados por Gustavo Menéndez. El alcalde de Merlo, que preside el peronismo de la provincia, estaba confirmado para Gualeguaychú, pero al final no fue.

¿Razones? Un aviso, que circuló entre intendentes respecto a que en la cita no se hablaría de unidad en el sentido que lo vienen haciendo los otros espacios, sino de que el eje sería poner un "límite a Cristina de Kirchner", como puntualizó Diego Bossio.

El unionismo de Menéndez, en ese contexto, hubiese desentonado así que existió una sugerencia para que no vaya. "Se modificó la convocatoria solo para legisladores", fue la explicación formal.

Al club de la UMET, a los siete iniciales de los tres peronismos, se sumarán los bonaerenses que a la vez viajaron a La Pedrera, cita a la que en cambio se negaron a ir dirigentes cercanos al massismo y al espacio de Florencio Randazzo. Por el ex ministro, fue Florencia Casamiquela, que fue candidata de CUMPLIR junto Eduardo "Bali" Bucca, que fue electo diputado, está en el Bloque Justicialista y tenía su maratón, en este caso no peronista.

Clarín