Enersa envió a sus usuarios una explicación sobre la composición del cuadro tarifario

Crespo 08 de mayo de 2018
La principal distribuidora de energía de la provincia envía a sus usuarios, junto a la factura, información sobre el cuadro tarifario. En un escrito que tiene dos carillas, da cuenta de los ítems que están incluidos en la tarifa y detalla los beneficios a los que pueden acceder los usuarios de menores recursos
Enersa oficina crespo_frente

Enersa anexó una hoja a la factura que envía a sus usuarios en la que explica el cuadro tarifario.

En el texto señala que la tarifa eléctrica “tiene dos componentes principales”. Por un lado, el precio mayorista de la electricidad, que “incluye el costo de generación de electricidad y el transporte de la misma por el Sistema Argentino de Interconexión por medio de las líneas de alta tensión y estaciones transformadoras, vinculando las distintas instalaciones de generación del país con los centros de consumo”.

En ese marco, Enersa explicó que “el Ministerio de Energía y Minería de la Nación y la Secretaría de Energía Eléctrica de la Nación son las autoridades de aplicación que definen los precios mayoristas de la electricidad en todo el país, como así también los subsidios, bonificaciones y la tarifa social federal”.

“Cuando las autoridades nacionales definen incrementos en los precios mayoristas, estos son trasladados al cuadro tarifario provincial en su exacta incidencia para cada categoría de usuario”, agregó.

El otro componen que influye en la tarifa eléctrica es “el costo de distribución o Valor Agregado de Distribución (VAD)”, que “es destinado a cubrir los costos de operación y mantenimiento de las distribuidoras, la gestión comercial y administrativa, y una parte importante para cubrir los costos de las inversiones necesarias en las redes eléctricas para cubrir el aumento de la demanda de electricidad por el crecimiento de la población y la mayor intensidad en el consumo, producto del crecimiento social y económico de la provincia, manteniendo la calidad de servicio exigida por la regulación provincial existente”.

“Ese costo de la tarifa, conforme a la Ley Provincial Nº 8.916, es establecido quinquenalmente mediante un procedimiento que incluye la realización de audiencias públicas, donde además de la tarifa se ponen en discusión las condiciones técnicas y de calidad de la prestación de servicio”.

Luego se informa que “en la factura de electricidad se incluyen además los impuestos, tasas y contribuciones establecidos por las jurisdicciones municipal, provincial y nacional, siendo la distribuidora solamente un agente de percepción o recaudación de los mismos”. 

Tarifa Social y Plan Estímulo Nacional

Se trata de dos beneficios dispuestos por el Ministerio de Energía de la Nación:

- Plan Estímulo: Consiste en una reducción del 10 por ciento en el precio mayorista de la energía para los usuarios que registren ahorros mayores o iguales al 20 por ciento respecto de su consumo con respecto al período de 2015.

- Tarifa Social Nacional: La otorga la Nación en forma automática en base al cruce de datos de los usuarios de la distribuidora con la base de datos del Sistema de Identificación Nacional Tributario y Social (Sintys), por medio de la participación del EPRE.

El otorgamiento está condicionado a que el titular reúna las condiciones establecidas para su otorgamiento y que pueden ser consultadas en la página web: www.enersa.com.ar

Tarifas sociales provinciales para usuarios residenciales

  En otro tramo de la explicación que Enersa envía a sus clientes, se indica que “para los usuarios residenciales de escasos recursos económicos, existen subsidios provinciales complementarios a la Tarifa Social Federal, que son administrados por la Secretaría de Energía de Entre Ríos y consisten en diferentes bonificaciones en la factura”.

Tras una explicación detallada de los requisitos para poder acceder al beneficio, se da cuenta de la Tarifa Social para la Salud, que fue implementado a través de un decreto provincial y “bonifica a clientes de escasos recursos económicos y afectados por problemas de salud que requieran la utilización permanente de equipos eléctricos”.

APF