Hospital entrerriano recibió boleta de luz por $ 500 mil y pide tarifa social

Entre Rios 12 de mayo de 2018
La facturación aumentó más de 1.000% desde 2015. El director del nosocomio elevó un pedido al Concejo Deliberante para que se le otorgue una tarifa social, debido a que la suma es imposible de afrontar.
o_1514273184

En la mañana del viernes ingresó en al Honorable Concejo Deliberante una nota presentada por Hugo Gorla, director del Hospital Centenario de Gualeguaychú, donde solicita al poder legislativo local que gestione con urgencia, una "tarifa social" o "tarifa diferenciada", luego de haber recibido una factura de más de $500 mil por el consumo de energía eléctrica durante el mes de marzo por el centro de salud público.

En total, el Hospital Centenario debió pagar por la luz consumida durante marzo $502.487,50, más de un 1000% que en marzo de 2015, cuando debió abonar una factura por $43.383. "Que el HCD arbitre los medios necesarios para una "tarifa social" o "tarifa adaptada", y así evitar pagar una suma que es inviable e imposible de afrontar hoy por hoy", informa el escrito firmado por Gorla y dirigido al presidente del HCD Jorge Maradey.

o_1514738577

Las gestiones

La nota reclama una urgente intervención a esta problemática, donde además advierte que en un corto plazo todo emporará aún más si se tiene en cuenta "el aumento sideral para los meses venideros por el próximo incremento tarifario que es de público conocimiento".

La factura por más de medio millón de pesos obligó a la dirigencia del Hospital a iniciar diferentes gestiones para subsanar esta situación que deja en jaque a la institución: plantearon este tema tanto al Ente Provincial Regulador de Energía (EPRE) como también a la Cooperativa de Consumo de Electricidad y Afines de Gualeguaychú LTDA.

Derivación

Pero desde el primero no obtuvieron ningún tipo de respuesta, y los directivos de la cooperativa contestaron lo mismo que le vienen diciendo a todos los que reclaman por el tarifazo de luz: "No intervenimos en la fijación de tarifas y tampoco en coordinación de la política energética con respecto a la salud pública. Ambas son establecidas por el mismo Estado Provincial", informa la nota firmada por Luis Guillermo Farabello, presidente de la Cooperativa Eléctrica local, desligándose y aconsejándole que reclame en a la Gobernación por este problema.

Alivio a la problemática

La gran paradoja es que así como la Cooperativa no es fijadora de tarifas, el Hospital Centenario de Gualeguaychú (al igual que todos los centros de salud estatales del país), tampoco es formador de precios sino que brinda un servicio público, esencial y gratuito, por lo tanto no puede trasladar al último eslabón de la cadena (en este caso, el paciente) el costo derivado del impacto tarifario.

"Instamos (al HCD) a agotar todas las alternativas posibles para que la tarifa que reciba el Hospital Centenario sea acorde a la función pública que desarrollamos y así dar alivio a esta problemática que, sin lugar a dudas, hoy consideramos prioritaria y de interés de toda la comunidad de Gualeguaychú", reclama Gorla en su escrito.

Atención a la población

Según indica el director del Centenario, en el hospital se atiende el 60% de la población local, pero además recibe a pacientes provenientes desde otras localidades cercanas al Departamento de Gualeguaychú.
Además, es el centro de salud que cubre la atención de emergencia a las víctimas de accidentes de tránsito que suceden en el corredor vial del Mercosur (Ruta Nacional 14 y 12).

Todo esto requiere de una logística compleja y abrumadora, que tiene un costo en recursos humanos, sociales y, por sobre todo, económicos que son difíciles de cuantificar, publicó ElDía.

Muy necesario

Además, sería insólito que alguien le pida al Hospital Centenario (o a cualquier otro) que mida y ahorre en consumos como la electricidad o el gas, servicios que son básicos y extremadamente necesarios para mantener la tecnología aplicada a la asistencia y tratamientos de innumerables patologías.

Al incremento excesivo en la factura de luz, además el Hospital Centenario actualmente también enfrenta otro aumento también considerable e inesperado: el material descartable importado, debido a la inflación y a la cada vez más rápida y vertiginosa devaluación, duplicó (y en algunos casos triplicó) el costo.