Avanza la investigación por supuesto abuso sexual a un joven con Síndrome de Down

Policiales 03 de septiembre
El presunto hecho habría ocurrido en Viale. La fiscalía recibió una ampliación de denuncia y el 12 de septiembre será la primera entrevista con la psicóloga particular del chico.
a-tribunales
Tras la realización de Cámara Gesell comienzan las testimoniales

El caso se hizo público los primeros días de agosto, pero la denuncia fue presentada en la Comisaría de Viale el 12 de marzo de este año. Según contó Juan a su psicóloga, un herrero de un tinglado municipal, donde él también está empleado, aprovechó a doblegarlo y lo abusó en una oportunidad en que no había nadie más en el lugar.

La causa que investiga el abuso que sufrió Juan, un joven con Síndrome de Down que está empleado en la Municipalidad de Viale, avanza en la Fiscalía a cargo de Natalia Taffarel, según publicó Análisis Digital. El abogado José Barbagelata se constituyó como querellante particular y representa los intereses de Juan y su familia. El acusado es un hombre mayor de edad, herrero y empleado en un tinglado municipal donde se guardan máquinas. Según relata el chico, fue en ese lugar que el hombre se aprovechó de él. Eso fue en diciembre pasado y si bien Juan lo manifestó en su comportamiento de distintos modos, recién pudo contárselo a una psicóloga los primeros días de marzo.

El 12 de ese mes, el hermano del chico afectado presentó una denuncia formal en la Comisaría de Viale. La causa pasó luego a la Justicia provincial, donde se investiga el caso. Las últimas novedades tienen que ver con una ampliación de la denuncia presentada en un principio y con la primera testimonial que se producirá en el legajo. Para eso, la psicóloga particular que asiste a Juan está citada

El caso

El abuso fue en diciembre pasado, en el mismo tinglado municipal donde trabaja el joven y su agresor. Fue adentro de un baño, a donde el hombre -mayor de edad y en uso de todas sus facultades mentales-, lo invitó y engañó para lograr su cometido.

Después de ese día, el chico no volvió a ser el mismo de siempre. Su mamá no le dio importancia al principio porque pensó que era algo pasajero, nada grave. Pero el desánimo no pasó. Ya no quería socializar como solía hacerlo, no quería frecuentar los lugares habituales, se escapaba, salía corriendo, estaba nervioso, asustado y sólo quería quedarse en su habitación durmiendo.

La denuncia formal fue formulada en la Comisaría de Viale, luego de visitar a dos psicólogas particulares. Esa presentación que realizó el hermano de Juan en la Policía local, entró a la Fiscalía. En ese marco se realizó la Cámara Gesell.

Te puede interesar