Condenaron al cura Escobar Gaviria a 25 años de prisión por abuso a menores

Policiales 06 de septiembre
El fallo es histórico. Por primera vez en la provincia se condena a un cura pedófilo. La condena de prisión efectiva es por abuso sexual y corrupción de menores. Permanecerá detenido con preventiva
0021337449

El tribunal de Gualeguay, integrado por los jueces María Angélica Pivas, Darío Crespo y Javier Cadenas condenó, por unanimidad, este miércoles al cura Juan Diego Escobar Gaviria a la pena de 25 años de prisión efectiva al dar por acreeditado tres de los cuatro casos de abuso sexual y corrupción de menores, que se le indilgaron.

Durante la lectura de sentencia la jueza Pivas remarcó la certeza a la que arribó el Tribunal sobre la autoría material de los hechos cometidos por el sacerdote, a quien calificó como "penalmente responsable" por la promoción y corrupción agravada "por su condición de guardador".

El adelanto de sentencia se leyó esta mañana en Gualeguay y los fundamentos de la sentencia se difundirán el jueves 14, de este mes.

El trámite es histórico ya que es la primera condena en primera instancia de todas las causas sustanciadas contra miembros de la Iglesia Católica que han cometido delitos contra la integridad sexual involucrando a menores de edad.

En los alegatos, los fiscales Dardo Tortul y Federico Uriburu y el querellante Maximiliano Navarro, habían pedido 25 años de prisión para el cura colombiano. En tanto sus defensores, doctor Milton Urrutia y Juan Pablo Temon, habían solicitado su absolución.

El cura permanecerá encarcelado ya que, además, se dictó la prisión preventiva, por lo que, si es su estrategia apelar el fallo, lo deberá hacer desde la cárcel.

Los casos

El cura tenía como destino la localidad de Lucas González, en el departamento Nogoyá. Sus victimas eran niños de su congregación que oficiaban como monaguillos. En todos los casos los abusos duraron varios años y ocurrían en la casa parroquial o en viajes que el cura organizaba.

Durante la lectura de sentencia la Jueza Pivas describió la manipulación y la extorsión que ejercía el cura sobre sus jóvenes víctimas y relató detalles de las terribles circunstancias que debieron padecer estos menores.

Te puede interesar