Confirman que Moyano no podrá expedir certificados de libre deuda a las empresas

Nacionales 04 de julio de 2018
El Ministerio de Trabajo le notificó al sindicalista que esas autorizaciones de trabajo son "ilegales". Busca de esta manera desactivar supuestas maniobras extorsivas del gremio de camioneros denunciadas por varias compañías de transporte de carga
Paro-Moyano-Camioneros-Planta-Shell-Dock-Sud-1

Hugo Moyano no podrá expedir certificados de libre deuda a las empresas de transporte de carga. Así se lo notificó el Gobierno al sindicato de Camioneros luego de sucesivas denuncias por extorsión que distintas compañías hicieron públicas en los últimos meses.
El escrito del Ministerio de Trabajo, al que accedió Infobae, señala que las leyes "no prevén ningún tipo de certificado emitido por entidad sindical alguna de libre deuda de aportes, contribuciones, obra social ni cuota sindical, siendo ello una facultad que se arroga el gremio, impidiendo a las empresa solicitantes de su derecho a ejercer toda industria lícita, lo cual viola garantías constitucionales".
Según el texto, firmado el abogado del Departamento de Asesoría Técnica Legal de la Dirección Nacional de Relaciones del Trabajo, Luis Alberto Garrido, no sólo es ilegal la autorización que expide Moyano para dar trabajo sino también "que las empresas cedentes o contratistas exijan el certificado referido a las empresas subcontratistas, emitido por el gremio en cuestión".

Infobae había adelantado la decisión de la cartera laboral el 15 de junio pasado, que ahora se confirma con la notificación que el director Nacional de Relaciones Laborales, Adolfo Alberto Saglio Zamudio, hizo llegar tanto a los Camioneros como a la Federación de Entidades Empresarias del Autotransporte de Carga (Fadeeac).
Por los certificados, que representan un ingreso para el gremio, Moyano recibió numerosas denuncias. Entre ellas las que indican que los camioneros extorsionan a las compañías para que exijan esa autorización a los transportistas como paso obligatorio para poder circular.
El episodio de mayor impacto mediático, donde aparecieron en escena los famosos certificados de libre deuda, fue el que tuvo como protagonista a Nancy Pastorino, la dueña de Expreso Pontevedra, una empresa familiar de transporte de carga de la localidad bonaerense de Merlo.
Pastorino dijo en febrero que los camioneros de la filial San Miguel la amenazaron con bloquear su compañía si no se atenía a las exigencias económicas del gremio. Cansada, decidió grabar las conversaciones telefónicas y presentar los audios a la justicia.

La denuncia de extorsión motivó distintos allanamientos, inclusive uno en la sede central de Camioneros. En su momento la CGT ligó dichos procedimientos a un supuesto plan del Gobierno para "amedrentar a las organizaciones sindicales".
Pastorino buscó terminar con las especulaciones viralizando los audios donde la presionaban por una supuesta deuda de aportes y contribuciones. La siguiente es la desgrabación de uno de esos audios, que refleja el tenso diálogo que mantuvo con un emisario del sindicato de Moyano:
–Hola, buen día ¿Quién habla?
—Hola, mi nombre es David.
—¿David qué?
—David Tamola.
—¿David Tamola?
—Llamo de parte de Mario Villalba, de acá del central.
—Ok, sí.
—La está esperando hace una semana que venga, porque se comprometió a venir.
—No, no, no. Yo me comprometí que iba el viernes a las 2 de la tarde.
—Yo acabo de entrar y dicen "¿Vino Pontevedra (por el nombre de la empresa)?". Y le digo: "No, no vino". Me dicen: "Bueno, llamala ya".
—¿Cuál es el problema que tiene con Pontevedra? Así le digo a mi abogado que vaya él ¿Cuál es el problema que tienen con Pontevedra?
—La verdad que ni idea, yo hago lo que me mandan a hacer ¿vio? Me dijeron que la llame, y que le pregunte si va a poder venir hoy o mañana.
—Yo te digo, me llamaron, me apretaron, me sacaron cheque y a mí me citó, ustedes lo depositaron con el sello del sindicato, y a mí me citó el Ministerio de Seguridad. Y entonces yo tuve que decir por qué deposité esos cheques. Porque ustedes tienen la cuenta…eh…no embargada…la están observando. Cada cheque que le entra en el sindicato…
—Eso que me explica a mí yo no tengo la menor idea. Tiene que venir y explicárselo a la persona que la cita.
—Yo no tengo deuda con el sindicato, no tengo que ir a explicar nada.
—Bueno, yo le transmito lo que me dijeron que le diga, que si no viene lamentablemente vamos a tener que hablar con los dadores de carga y cortarle el laburo.
—Bueno, está bien. Iremos a la justicia, iremos a los canales de televisión, iremos a hablar con el Presidente, iremos a Lilita Carrió. Porque yo no debo. Usted no me puede cortar una fuente de trabajo. Y sino cierro y ustedes denle trabajo a la gente. Si yo no debo nada.
—Bueno ¿esa es su última respuesta?
—¡Si yo no debo nada! Que me digan qué es lo que necesitan.
—Si no debe nada, qué le cuesta venir acá y escuchar lo que le decimos.
—Estoy sola, mi marido está internado, soy sola, tengo que buscar trabajo ¿y encima usted me está patoteando? Nooooo. Esto se tiene que terminar. Acá me llegan a poner una goma acá en la puerta, yo voy a todos los canales de televisión. Basta. Yo no debo plata a nadie, y yo no tengo que ir ahí para que me traten mal como me trataron la otra vez adelante de mi hija. No, no. Yo no voy a aguantar más. Ustedes vienen, y me cortan la fuente de trabajo en algún cliente, o me paran, yo te juro que me encadeno y hablo con el Presidente. Y vamos a ver, porque yo no debo plata a nadie. No tengo ningún empleado en negro. Y basta de apriete ¡basta! Estoy cansada. Soy una mujer para que cuatro tipos me traten como un trapo de piso ¿Qué se creen, que estamos en el tiempo de los militares? No. Acá yo no debo nada, y vamos a ir a la justicia. Voy a ir a la justicia, voy a ir al Presidente y adonde sea.
—Bueno
—Voy a hacer la denuncia a la fiscalía, porque esto lo tengo todo grabado. Ahora ya mismo voy a la fiscalía. Te grabé todo. Todas las llamadas que ustedes me hicieron, y todas las conversaciones que tuve, y ya estoy yendo a la fiscalía. Porque no puede ser que ustedes aprieten a la gente ¿Por qué no vas a apretar a un Coto, a un Eda, que tienen 300 o 400 camioneros? ¿Me apretás a mí que tengo 19, 20 camiones, y cuatro rotos, que trabajo 12 horas, que me rompo el culo acá para que venga ustedes y se lleven 500 lucas? ¿Yo no me puedo comprar….ehhh…cambiar una goma del auto, y vos te llevas 500 lucas? Basta, se terminó. No está más Cristinita acá, eh. Pongan los huevos en la mesa, como tiene que ser. Y te juro: vos me parás el transporte y yo voy a todos lados.
La difusión de los diálogos de Pastorino ya activó denuncias del mismo tenor de otros empresarios del transporte de carga. Con su dictamen, el Ministerio de Trabajo busca acotar una serie de maniobras del sindicato de camioneros que ahora la justicia deberá determinar si son o no son extorsivas.

Infobae

Relacionada:

camioneros_motta Camioneros realiza un bloqueo en planta frigorífica de Racedo y genera conflicto entre trabajadores, transportistas y gremios