Custodios privados acordaron un 28% de aumento salarial

Entre Rios 07 de julio de 2018
Para Sebastián Miccelli, secretario general de la regional Entre Ríos, fue “un acuerdo histórico”. No obstante, llamó la atención sobre la falta de un registro de trabajadores de la provincia, el cual está fijado por ley.
1515542858213

En Entre Ríos, el Sutcapra (gremio de los comunmente llamados patovicas) funciona desde enero de este año. Por este motivo, para Miccelli, el cierre paritario que fijó un aumento del 28 por ciento fue “una muestra de cómo está creciendo el sindicato”.

“Era algo que se estaba esperando por cómo se estaba llevando la negociación a nivel nacional”, sostuvo Sebastián Miccelli, secretario general de la regional Entre Ríos.

Asimismo, dijo que “hoy se está viviendo como un hecho histórico a un aumento que debiera ser natural”, aunque reconoció que “se entiende que así sea en el marco de un sistema económico que está complicando a todos los sectores trabajadores del país”.

Sin embargo, agregó: “Negociar los salarios por debajo de lo que acordó este gremio es ser servil al poder central”.

Hacia la conformación del Registro Provincial

En Entre Ríos está en vigencia una norma que establece la creación de un registro de trabajadores de acuerdo a lo establecido por la legislación nacional.

Sin embargo, desde el sindicato se viene presionando para que este registro sea una realidad. Según detalló Miccelli, “se exige porque llevaría a tener un marco de mayor seguridad, no solo para quienes ejercen la profesión sino también para toda la gente que asiste a pubs, boliches, recitales o teatros”.

Para el sindicalista, las razones que llevan a que el Gobierno provincial no avance en la creación del registro es “el desconocimiento”. Por ello, desde el Sutcapra “se pidió una audiencia con la ministra Rosario Romero (por la que aguardan una respuesta), para dar cuenta de qué se necesita para hacer efectiva la ley”.

“El registro que existe a nivel nacional es un ejemplo de cómo beneficiaría a todo Entre Ríos su implementación”, añadió. Esto, porque quienes allí son anotados “deben ser controladores profesionales, título que se obtiene mediante un curso muy completo que incluye desde primeros auxilios y modos de evacuación, hasta cuestiones de derechos laborales y civiles”, manifestó.

“Además, de implementarse esta medida, cada trabajador contaría con credenciales, lo que daría una identificación necesaria y se adquirirían varios derechos y obligaciones”, añadió Miccelli.

Finalmente, comentó que “hace poco tiempo murió un trabajador en Concordia. Y, producto de la falta de control, hoy la familia no sabe qué le pasó y nadie se hizo cargo del hecho.”

“Debe comprenderse entonces que la noche suele tener episodios conflictivos, y debe hacerse todo lo posible para disminuir los riesgo de los trabajadores y de quienes salen a disfrutar”, explicó.

Inestabilidad laboral

Actualmente, los alrededor de seis mil cuidadores de Entre Ríos trabajan en un marco de informalidad. Y, al no haber control alguno, no cuentan con monotributo, hecho que viene dando pie a diversas irregularidades: “Por ejemplo, suele contratarse gente que no está capacitada a fin de abaratar los costos”, dijo Miccelli.

“Otro atajo es cuando los empresarios pagan el monotributo por un día para poder facturar a sus cuidadores. Con este trámite, para el Ministerio de Trabajo ya no se está en la informalidad, pero es confuso porque se tributa solo por una jornada”, agregó.

“Por eso no debe pensarse con el bolsillo, sino atendiendo a las condiciones necesarias de seguridad”, reflexionó Miccelli.

Desde el Sutcapra “se están poniendo avisos al respecto, pero no se encuentran muchos más caminos por andar, por lo que quedará como responsabilidad de los organismos públicos y de control todo lo que pueda suceder en adelante”, alertó.