Mujer quemada con alcohol: piden detener a su pareja

Policiales 21 de octubre de 2022
Clarisa pelea por su vida en Concepción del Uruguay. Su pareja dice que se quiso suicidar. Las hijas de la mujer denuncian que fue un intento de femicidio.
mujer-quemada-concepcion-del-uruguay-1jpg

Clarisa Domínguez está muy grave. Pelea por su vida en cada instante, en el hospital Urquiza de Concepción del Uruguay. El sábado pasado a la madrugada, resultó quemada con alcohol en circunstancias que se investigan. Su expareja, Agustín Boladeres, dijo que se intentó suicidar. La familia de la mujer aseguran que la quiso matar. El hecho no fue informado oficialmente y ahora se conoce tras la convocatoria a una marcha para pedir justicia, y la constitución de la familia como querellantes en la causa. Un dato resulta elocuente: el hombre tuvo una denuncia por violencia de género de otra mujer, por la que cumplió una probation.

El hecho ocurrió aproximadamente a las 2.30 de la madrugada del sábado. Hubo en el interior de calles Almafuerte y Lucas Piris del barrio La Quilmes, en la zona sur de Concepción, una discusión entre la mujer de 35 años y el hombre, de 23. Unos minutos después, Boladeres llegó en su auto al hospital Urquiza y pidió que auxiliaran a Clarisa. Enfermeros y médicos la asistieron y tras las primeras atenciones, la ingresaron directamente a la Unidad de Terapia Intensiva.
El diagnóstico es grave y el pronóstico es de riesgo de muerte. Tiene el 16% del cuerpo quemado, el pecho, el cuello, el rostro y parte de la cabeza. Pero como inhaló el calor, las vías respiratorias están muy comprometidas.

La versión que Boladeres le dio a los médicos sobre lo ocurrido, es que Clarisa se quiso suicidar, que se roció con alcohol y se prendió fuego. La víctima no pudo dar la suya, porque cuando la asistían no podía hablar, cada bocanada de aire era un calvario.

El fiscal que interviene en el caso, Eduardo Santos, ordenó el mismo sábado una serie de medidas para la investigación. Criminalística relevó rastros en la vivienda y se están realizando en el Laboratorio los análisis correspondientes, así como las pericias a celulares secuestrados. Pero no se dispuso la detención de Boladeres.

Se pudo determinar que el hecho sucedió entre una habitación y la cocina de la vivienda, que registró daños por el fuego. De hecho, esa madrugada tuvieron que intervenir los Bomberos Voluntarios de Concepción del Uruguay para sofocar las llamas. “Sale de inmediato móvil 24 con personal y al arribo se observa que se encontraba generalizado en zona de la cocina, dormitorios y baño. Se solicitó apoyo a móvil 19 para abastecer al móvil 24. Se trabajó hasta su extinción total”, consignaron desde ese cuerpo.

No hay testigos presenciales ni circunstanciales del hecho. En la casa no había otra persona y no hay vecinos que hayan aportado datos sustanciales sobre lo ocurrido esa madrugada.

Piden detenerlo
“Me ayudarían mucho que nos encontremos en la plaza para marchar que se haga justicia por Clarisa Domínguez y que no quede impune la causa”, piden en las redes sociales hijas, hijos, afmiso y allegados a la víctima. La convocatoria es para el lunes a las 9 frente al edificio de Tribunales, en la Plaza Ramírez. Es que nadie del entorno de la víctima cree que ella haya querido quitarse la vida.

“Ninguna se merece que la prendan fuego y encima salgan a justificar o querer malinterpretar lo sucedido, me duele el alma, me duele la vida, porque el sábado fue Clarisa, mañana puedo ser yo, o cualquiera de nosotras, esto no es una guerra, queremos que nos respeten, que cuando digamos NO! Es NO (…) Queremos entender qué pasó con Clarisa y obviamente que la queremos viva!”, escribió una amiga en Facebook.

Las hijas de Clarisa solicitaron poder ser querellantes en la causa, representadas por el abogado Ernesto Figún. Esperaban que en la mañana de este viernes, el Juzgado de Garantías lo otorgara.

En diálogo con UNO, Figún dijo que la mujer “está muy complicada, con riesgo de vida, tiene quemados los pulmones”. Contó que estaba en pareja con Boladeres hacía aproximadamente un año y que “habían tenido hechos de violencia pero no lo denunció, ni hizo una exposición, siempre quedó como un conflicto intrafamiliar”.

Respecto a la versión que dio el hombre a los médicos, el abogado afirmó: “Nosotros consideramos que es totalmente falso porque, como están dadas las quemaduras, nunca se las podría haber autoinfringido”, y agregó que la víctima “nunca tuvo ningún intento de suicidio”. “Consideramos que le puso el frasco (de alcohol) en la boca y después se lo prendió fuego. No se condice lo que dijo con las circunstancias del caso, es muy vaga la apreciación de lo que le dijo a los médicos”, agregó.

Casualmente, el mismo Figún estuvo como querellante en una causa por violencia de género contra Boladeres, donde una pareja anterior del joven lo había denunciado. En ese caso, ocurrido hace alrededor de cuatro años, le otorgaron una probation (suspensión del juicio a prueba). “Ahora yo voy a pedir la revocación porque está dentro de los 10 años, y que se acumule aquella denuncia a esta nueva causa”, aseguró Figún.

En este sentido, el querellante dijo: “Hay un inminente peligro de fuga, por eso vamos a pedir la detención cuando nos habiliten ser querellantes, y a su vez algunos testigos como familiares que saben que había disputas (en la pareja) y puede haber un amedrentamiento y entorpecimiento de la causa”.

“Nosostros consideramos que se trata de un casi similar al del baterista de Callejeros y Wanda Taddei, es idéntico y amerita una aprehensión”, finalizó el abogado.

 Otra vez el fuego

El caso es idéntico a otros dos sucedidos a principios de año, en las ciudades de San José y Colón. En la primera localidad ocurrió el femicidio de Abigail Paniagua, la joven de 27 años sufrió quemaduras en el 70% de su cuerpo, el 16 de enero en una vivienda en El Corralito, un predio ubicado en Termas San José.. Su expareja, Matías Gabriel Enríquez, la roció con alcohol según la Fiscalía que lo imputó por femicidio. El hombre tiene antecedentes de violencia con otras parejas, y está detenido esperando el juicio.

El 8 de abril, en Colón, Alejandra Luque sufrió quemaduras con nafta en el 50% del cuerpo que le costaron la vida dos días después, y murió a los 51 años. Su pareja, Guillermo Galeano, también con antecedentes por violento con las mujeres, la violentó, aisló y hostigó en los pocos meses que duró la relación. En esta causa, el hombre está libre y nunca fue indagado, pese al pedido de las hijas de la víctima que aseguran que la mató.

En el primer caso, el hombre alegó, al igual que Boladeres, que la joven se quiso suicidar. En el otro, que fue un accidente.

Más de Estación Plus Crespo

Estación Plus Noticias en tu E-Mail

Ingresá tu E-Mail y recibí diariamente las noticias de Estación Plus Crespo

mensaje

Te puede interesar

Próximos días en Crespo

Otras noticias en Estación Plus Crespo: