El precio de la leche sigue estancado, mientras suben sus costos de producción

Plus Agropecuario 03 de diciembre de 2020
Desde hace varios meses los tamberos reciben entre 17 y 22 pesos por litro de leche. La fuerte pérdida de rentabilidad hace peligrar la actividad.
tambo-890x395-1-696x309

El congelamiento del precio de la leche y el aumento de los insumos del sector están llevando a una crisis a los tambos del país, y Entre Ríos no es la excepción.
Según indicaron referentes del sector, al productor hoy se le paga entre 17 y 22 pesos el litro, cuando los costos superan este importe. Preocupados por la situación, un grupo de tamberos mantuvo una serie de reuniones, organizadas por la comisión de Lechería de la Federación Agraria Argentina (FAA), primero vía Zoom y luego de manera presencial, para exponer la problemática y evaluar qué soluciones se pueden aportar para revertir esta problemática, que afecta sobre todo a los tambos más chicos.

Elbio Guía, vicepresidente de la FAA, indicó a UNO que “el escenario es complejo”, y explicó: “Los productores del sector están afectados por el tema del aumento de los insumos que ha habido, que se dio por varias cuestiones, como la suba de los comodities. Mientras tanto, el precio de la leche no aumenta desde hace tiempo y los tambos están en una situación que prácticamente los puede llevar al borde de la quiebra. La verdad es que es una cuestión que comienza a preocupar, sobre todo en los tambos familiares y los más pequeños, que empiezan a tener que liquidar las vacas de reposición, a descapitalizarse, hasta que después terminan cerrando, como ha sucedido durante otros años”.

“Si bien el gobierno no tiene mucho para hacer, estamos pidiendo que se gestionen líneas de créditos con garantías más flexibles y un sistema de financiamiento a tasa subsidiada para poder paliar esta crisis y poder sostener su capital de trabajo”, subrayó el dirigente, quien confió: “Estos problemas de la lechería son algo cíclico que los gobiernos, más allá de los colores políticos, no han podido resolver. Afectan a los tambos de todo el país, y nuevamente estamos en una situación crítica”.

La cuestión impositiva también es una de las aristas que se abordaron en los encuentros realizados por los productores y la entidad. La solicitud de un apoyo de Emergencia para evitar el cierre de tambos, y el diferimiento de pago del impuesto a las Ganancias, anticipos y demás, también fueron temas planteados.

Ante este panorama se solicitó al Ministerio de la Producción de la Provincia la implementación de algunas líneas de créditos mediante el Consejo Federal de Inversiones (CFI) y el Nuevo Banco de Entre Ríos.

Víctor Veik, ingeniero agrónomo de Maciá, especialista en producción lechera y asesor de industrias agropecuarias, coincidió: “El principal problema es que en el tambo los costos son en dólares y el precio de venta del litro de leche es en pesos. La divisa ha venido subiendo continuamente, ya sea la oficial o blue. Hay muchos insumos que ya no se consiguen a valor dólar oficial y hay que comprarlos directamente con el dólar blue y esto genera que los costos sean más altos”.

Si bien indicó que de momento “no se ha incrementado la tasa de cierre de tambos”, observó: “Un productor que está en una situación crítica lo que hace es bajar la cantidad de producción, achicar un montón de otras cosas, pero trata de no cerrar el tambo, porque en este momento de la pandemia no puede salir a dedicarse a otra cosa; es difícil en este momento tener un plan B”, resumió.

Por otra parte, recordó que “la estructura de los tambos entrerrianos es distinta a la del resto de la Argentina, ya que en general son tambos más chicos, donde la mano de obra familiar tiene un peso muy importante”. Sobre este punto, remarcó: “Una familia normalmente lleva su vida adelante a partir del tambo, en el que generalmente trabaja el marido y la señora, y probablemente también algún hijo. Y lo que suele pasar cuando la rentabilidad del sector se achica es que ellos resignen lo que significa su ‘sueldo’. Si no les alcanza, cortan el cable, por ejemplo, o gastan menos en alimentos, en salidas o en lo que sea”.

 La lechería en la provincia

Entre Ríos ocupa el cuarto lugar entre las principales provincias productoras de leche, después de Santa Fe, Córdoba y Buenos Aires. “Entre Ríos tiene aproximadamente el 4% de la producción nacional y concentra a alrededor del 8% de los productores a nivel nacional”, explicó Veik.

A su vez, indicó: “Los datos oficiales hablan de que en la provincia hay entre 800 y 1.000 tambos, y entre empleados y demás, hay entre 2,5 y 3 familias que viven de cada uno de esos tambos. Y hay datos que afirman que hay alrededor de 400 explotaciones más de tambos que no están registrados como tales y que generalmente son el sustento de una sola familia, pero que vive gracias a la actividad”.

Los destinos de la producción entrerriana son variados: empresas como La Sibila, Baggio, entre otras, reciben parte de la leche de los tambos de la región; otra parte se lleva principalmente a compañías de Santa Fe; y otra porción es comprada por las queserías en la provincia.

Respecto del consumo, que en la dinámica de la oferta y la demanda suele determinar los precios -en este caso el que se le paga al productor-, Veik aseguró: “El consumo de lácteos ha caído mucho en la Argentina, porque el poder adquisitivo de mucha gente se ha visto retraído, y de esa forma empieza a comprar menos cantidad de algunas cosas, y dentro de eso están los lácteos”.

En este marco, concluyó: “En este momento, por la primavera hay buenos pastos y crece estacionalmente la producción de leche, entonces tenés más leche para procesar en el mercado, más quesos para vender, con los costos que se suman luego en la cadena de comercialización, pero el consumidor no tiene capacidad de comprar más cantidad”.

wasap final

Más de Estación Plus Crespo

Noticias en tu E-Mail

Ingresá tu E-Mail y recibí diariamente las noticias de Estación Plus Crespo

8399962801426656619



Te puede interesar

Otras noticias en Estación Plus Crespo: