Ante una multitud, la Iglesia llamó a afrontar la maternidad como lo hizo la Virgen María

Crespo 08 de diciembre de 2020 Por Estacion Plus Crespo
Un importante número de fieles participó de la celebración por el Día de la Inmaculada Concepción de María. A días del debate nacional por el aborto, el Padre Simón reflexionó: “María fue madre sin ninguna comodidad ni seguridad. Jesús prácticamente nació en situación de calle y en un pesebre, en un corral, porque había un rechazo total al padre, a la madre y sobre todo al hijo; como lo que estamos haciendo hoy en día”.
130769724_212718490374717_8077027070339716026_o.jpg?_nc_cat=107&ccb=2&_nc_sid=730e14&_nc_ohc=cl9Fx_v

El 8 de diciembre es una fecha cara a los sentimientos de los católicos, que celebran la anunciación del Ángel Gabriel a la Virgen María, el momento en que ella se convierte en la mujer elegida, recibiendo la sagrada noticia de que lleva en su vientre al hijo de Dios. Como cada año, los fieles se Crespo se unen en una misma Misa, que en este 2020 se desarrolló en el Campo de Deportes Yapeyú, a fin de propiciar el distanciamiento social.

Con un contundente acompañamiento, la Iglesia celebró este acontecimiento de trascendencia para los creyentes, generando un paralelismo con la significación que tendría ese suceso bíblico en la actualidad. El criterio de lucha “a favor de las dos vidas”, atravesó la homilía. De hecho, el Padre Simón expresó: “Hoy es el día más hermoso y más luminoso, porque conmemoramos el Día en que Jesús comenzó a caminar con nosotros, a nuestro lado. Sabemos que ya estaba ahí, que fue recibido por María y su vientre se transformó en un santuario cubierto por el Espíritu Santo, con la sombra de Dios. Desde la anunciación, María comenzó un camino de acompañamiento a la vida que acababa de concebir. Lo hizo como toda madre espera a un hijo, con mucha ilusión desde antes de nacer. Pero desde ahí ya había dificultades. En medio de esas dificultades y amenaza de la vida, nació ese gurí, el niño Jesús. María fue madre sin ninguna comodidad ni seguridad. Jesús prácticamente nació en situación de calle y en un pesebre, en un corral, porque había un rechazo total al padre, a la madre y sobre todo al hijo; como lo que estamos haciendo hoy en día”.

El sacerdote instó a confiar en el plan de Dios, sobre lo cual manifestó: “La fuerza de Dios quitó el miedo de María y llena de gracia pudo decir al angelito: ‘Yo soy la servidora del Señor, que se cumpla en mí lo que has dicho’. Se sintió desde ese momento llena de vida. María junto con su esposo José, participaron en el proyecto de Dios. La vida y la bendición de un hijo, no es un destino, no es una meta, sino un viaje permanente. María es un gran ejemplo para seguir y comprometernos con el proyecto de Dios y de la vida”.

Sin esquivos, el cura preguntó “¿Cuál es la realidad actual?” y agregó: “Muchos rechazos, abandonos y prejuicios. Como dice la Madre Teresa de Calcuta: ‘El gran destructor de la armonía es el crimen del niño inocente no nacido’ y aún peor cuando lo abandonamos y abusamos”.

Continuando con esa línea de pensamiento y trayendo a análisis el debate nacional, el párroco sostuvo: “Si una madre puede asesinar a su propio hijo en su vientre, ¿qué impedirá que nos matemos unos a otros?, y luego estaremos dispuestos a dar el homenaje a los muertos. En las Sagradas Escrituras está dicho: ‘Aunque una madre se olvidara a su hijo, no me olvidaré de ti. Te llevo grabado en la palma de mi mano’. Millones de niños no nacidos han sido asesinados, pese a ser concebidos para desarrollar la misma vida que tú y yo. Los países que han legalizado el aborto son miserables, porque tienen miedo de los pequeños, de los niños no nacidos. Temen alimentar y educar a un niño más, miedo a compartir su vida con la de los pequeños”.

El Padre Simón dejó en claro el mensaje y la postura de la Iglesia Católica: “La advocación de María es una respuesta para nuestra fe: ella no tenía nada asegurado. Su único presupuesto como punto de arranque era que su hijo es amado por Dios. Dios le preparó un camino, que también nosotros podemos transitar con fe”.

Revalorizando las características de María como mujer que se convierte en madre, el religioso llamó a la comunidad a defender las dos vidas: “No estamos solos como si fuésemos niños huérfanos, sino que María nos acompaña, como nuestra mamá, para que podamos defender nuestro primer derecho. Ella es una mujer valiente, que nos transmite coraje, con el que tenemos que defender este derecho. Es una mujer de paciencia, que enfrenta las dificultades y sensible, que sabe alegrarse con las sonrisas de millones de niños. En medio de esta pandemia, es María quien nos ha convocado a reflexionar en torno a la vida. Cada día hay millones de María dando a luz a sus hijos, qué hermoso es darles también la bienvenida, para que ellos estén con nosotros compartiendo sus sueños. Todo bebé merece ver la carita de su madre. No seamos barreras, dejemos que el espíritu de la naturaleza fluya y aceptemos el plan de Dios”.

Estacion Plus Crespo

Fuente de la noticia

wasap final

Más de Estación Plus Crespo

Noticias en tu E-Mail

Ingresá tu E-Mail y recibí diariamente las noticias de Estación Plus Crespo

8399962801426656619



Te puede interesar

Otras noticias en Estación Plus Crespo: