Por faltante de gasoil, productores pagaron hasta 230 pesos

Plus Agropecuario 08 de junio de 2022
En plena cosecha de soja y de citrus, se agudiza la escasez de gasoil y el campo queda a merced de los sobreprecios para poder seguir trabajando
relevamiento-sra-rios-faltante-combustible-camiones-1jpg

La faltante de gasoil se agudizó en las últimas semanas y genera alarma en los sectores productivos que dependen del combustible para seguir trabajando. En este contexto, muchos quedan a merced de los sobreprecios y hubo quienes en estos días llegaron a pagar hasta 230 pesos el litro.

La situación afecta fuertemente al sector agrícola en Entre Ríos, ya que en plena cosecha gruesa, principalmente de soja, precisa mover las máquinas y transportar los granos. También a los ganaderos que deben trasladar hacienda hacia otros destinos; y a los productores citrícolas, que están obligados a cumplir con plazos en la entrega de sus cultivos, por tratarse de mercadería perecedera.

En este marco, Alfredo Bel, integrante de la Delegación Entre Ríos de la Federación Agraria Argentina (FAA), alertó UNO: “Lamentablemente la provincia no escapa de la situación del resto del país. Generalmente los primeros días del mes los cupos suelen normalizarse, pero ahora no pasó y estamos frente a una situación en la que no está garantizado el abastecimiento ni para las actividades productivas ni para el transporte”.

A su vez, señaló: “Tenemos faltante hace ya 15 días. En esta situación tenemos que priorizar actividades y usarlo solo para lo básico, dejando para después el traslado de lo que no es urgente. También pasa que en el sector agropecuario desde hace mucho tiempo pagamos el combustible más caro que un usuario común en el surtidor. Si un productor compra gasoil, es a 160 pesos el litro como mínimo, y ahora se ha llegado a pagar hasta 220 pesos o 230 pesos si lo necesita urgente. Todo esto nos hace perder rentabilidad. El primer impacto que genera esto es el problema de no poder programar cosas y cumplir con ellas en tiempo y forma. Este es el problema más grave”.

Asimismo, refirió: “Otra cosa que ocurre es que hay veces que debemos esperar para ir a buscar combustible, y otras hacer varios kilómetros para conseguirlo. Y en algunos lugares estar dispuestos a pagar más, porque sino las tareas que no se hacen. Y hoy se necesita gasoil porque estamos terminando la cosecha de soja en la provincia, y a nivel nacional lo que es maíz de segunda, que acá se vio pero muy poco. También en esta época se están sembrando los cultivos de invierno, como el lino y el trigo. En este último caso se sembraron hasta ahora 100.000 o 120.000 hectáreas de las 500.000 que tenemos pensado; o sea que nos falta más del 70%”.

Por otra parte, comentó: “También se dificulta la venta de animales, porque hay que hacer viajes largos, generalmente a la provincia de Buenos Aires, y si no se tiene certeza de que el camión pueda echar combustible para llegar en tiempo y forma, es un problema cargar los animales y tenerlos encima del vehículo si. Algo similar pasa con la citricultura”.

Sobre esta actividad precisamente habló con UNO Fernando Borgo, integrante de la comisión directiva de la Federación del Citrus de Entre Ríos (Fecier), quien dio cuenta de que la escasez está generando demoras en las entregas, ya que los transportistas raramente logran que en las estaciones de servicio les llenen el tanque, y en ocasiones quedan prácticamente varados en alguna localidad aguardando si no hay gasoil en ese momento para cargar y seguir hacia su destino. Acerca de esta cuestión, afirmó: “Es muy compleja la situación. Hay que tener en cuenta que nosotros tenemos una mercadería perecedera y trabajamos con horarios del mercado comprador, por lo que un camión no puede ir parando en todas las estaciones de servicio a cargar 50 litros de gasoil. La carga debe entregarse a tiempo”.

A su vez, explicó: “Por eso los camiones tienen que salir con el tanque lleno y la única forma de lograr que les llenen el tanque es pagando un sobreprecio. Y esto directamente impacta en el valor de los fletes”.

“O sea que nos afecta directamente por el tema de los fletes, que han aumentado entre un 20% y un 30%, ya que el gasoil que se consigue para poder trabajar no baja de 170 o 180 pesos. Pero además está toda la complicación que conlleva todo esto de la falta de combustible en los tiempos de la producción. Por ejemplo, para hacer andar un tractor, hay que hacer cola cuatro o cinco horas como mínimo en las estaciones de servicio”, manifestó.

Asimismo, Borgo subrayó: “Se ha visto complejizado el proceso de la logística de la citricultura en cuanto a transporte cuando estamos en el punto crítico de la cosecha, ya que nos encontramos terminando de cosechar las variedades tempranas y a pleno con las de media estación. Mayo, junio y julio son los tiempos de mayor actividad en este sentido, y básicamente los citrus entrerrianos se llevan hacia todo el país”.

Sobre este tema, explicó: “Hay que considerar que en citrus dulces, Entre Ríos es la provincia que mayor producción y la que abastece a las demás. Puntualmente, el norte de Entre Ríos, principalmente los Departamentos Concordia y Federación, junto con los Departamentos Monte Caseros hasta Mocoretá, al sur de Corrientes, forman un macizo citrícola que tiene el 70% de producción del citrus dulces que se consume en todo el país y también se exporta”.

Perspectivas
Fernando Borgo repasó que si bien hubo faltantes en años anteriores “la situación nunca se había agudizado de esta forma”. Al respecto, comentó: “Para los productores más chicos las complicaciones son las de siempre, y si falta combustible en las estaciones de servicio, nos falta a nosotros. En cambio, en otros momentos los clientes más grandes encontraban la manera de llegar al producto, pero ahora estamos todos en la misma situación”.

En este contexto, advirtió: “No veo una solución posible por ahora, porque a lo que sea energía, tanto gas como combustible, tenemos que importarla. Para eso necesitamos reservas de dólares, y el Banco Central se está quedando sin ellas. Por eso creo que la situación no va a mejorar, sino al contrario, se va a agudizar en los próximos meses”.

En tanto, Alfredo Bel observó que “esta vez la faltante fue generalizada y en estas últimas semanas de mayo en las estaciones de servicio no había gasoil ni para nadie”. Y remarcó: “Creo que el gobierno tiene todas las herramientas para solucionarlo. El problema acá es la escasez de dólares”.

wasap final

Más de Estación Plus Crespo

Estación Plus Noticias en tu E-Mail

Ingresá tu E-Mail y recibí diariamente las noticias de Estación Plus Crespo

Te puede interesar

Plus facebook

Otras noticias en Estación Plus Crespo: