Controversia por una jineteada: jueza rechazó el amparo que buscaba impedirla por maltrato animal

El evento se realizó el pasado fin de semana. En mayo había sido suspendida otra jineteada por una medida judicial. La facultad de veterinaria avaló la fiesta y los participantes fueron denunciados.
zW3GTRUiM_1300x655__1

A través de un amparo presentado en la justicia provincial, los abogados Domingo Rondina y Natalia Pallavicini, buscaban frenar el desarrollo de una jineteada en Esperanza, Santa Fe, pero la jueza del fuero civil, comercial y laboral del Juzgado de Esperanza, Virginia Ingaramo, resolvió no hacer lugar a la medida cautelar.

Según contó la abogada Natalia Pallavicini, a El Esperancino “la jueza de Esperanza, Virginia Ingaramo, negó la medida cautelar porque la Facultad de Veterinaria de Esperanza avaló las jineteadas aduciendo que no existe maltrato animal, apoyándose en un proyecto de Ley Nacional que busca declararlas deporte y en la Ley actual de la provincia de Córdoba que las considera deporte”.

“Habrá jineteada en Esperanza pero el amparo sigue su curso y apelamos a la Cámara. Hoy denunciamos penalmente, ante el fiscal Alejandro Benitez a organizadores y participantes del evento. Se vienen nuevos amparos, la lucha no se abandona”, agregó la abogada.

Por su parte Domingo Rondina adelantó que esta semana presentarán nuevos amparos contra otras domas. “Contra la crueldad no se abandona”, dijo.

 “Nosotros consideramos que nuestro posicionamiento está muy bien argumentado. Además, acompañamos nuestra presentación judicial de informes veterinarios que dan cuenta del sufrimiento al cual son sometido los caballos en una jineteada», había manifestado la abogada Natalia Pallavicini al momento de la presentación judicial.

“Buscamos, además de esta acción concreta con el festival en la ciudad de Esperanza, comenzar a discutir judicialmente en la provincia de Santa Fe la realización de las jineteadas y el sometimiento ejecutado contra los caballos”, indicó.

Denuncia

La cautelar había sido presentada por los abogados a Natalia Pallavicini con patrocinio letrado del abogado Domingo Rondina en los autos Caratulados “ CABALLOS DE ESPERANZA C/ MUNICIPALIDAD DE ESPERANZA” acerca de la fiesta del 19 y 20 de junio del socio Sr. Jorge Appelhamn, de la Agrupación Gaucha El Señuelo, ha resuelto, rechazar la cautelar solicitada por la protectora de animales, dadas las herramientas puestas a disposición por la Asociación Civil Santafesina de Fiestas Tradicionalistas y Jineteadas con patrocinio letrado del Dr. Anselmo Baroni, quien brindó al municipio los antecedentes nacionales por la misma cuestión que fueron rechazados y sirvieron como herramienta precedente para que Esperanza resolviera a favor de nuestras tradiciones“, difundieron los organizadores del evento.

La otra postura 

“La justificación que tienen para el desarrollo de estas prácticas es la tradición y exponer el ser nacional, etcetera, no son argumentos válidos, ni éticos. Esas prácticas generan daños en el caballo. Sabemos que todos estamos dotados de conciencia y sintiencia. Hay pruebas irrefutables de la comunidad científica de que los animales tienen capacidad de experimentar emociones, dolor y sentimientos”, había comentado la abogada Pallavicini, quien presentó el amparo.

“Lo tomamos como una burla, una falta de respeto y una provocación y nosotros vamos a seguir insistiendo”, indicó la letrada en su momento y aclaró que no están “en contra de toda la actividad, sino la que incluye a los animales y en particular a la jineteada”.

En mayo suspendieron un festival

Con una acción similar a la que hicieron en Esperanza, en mayo Rondina y Pallavicini habían logrado la suspensión de un festival con jineteada en la localidad de Providencia. "Después de la suspensión del primer evento en mayo, ahora la municipalidad de Esperanza autorizó una nueva jineteada para los días 19 y 20 de junio. Hoy presentamos un nuevo amparo judicial en su contra. Vamos a mantener el debate sobre la crueldad animal en toda la Provincia de Santa Fe", declaró Rondina en redes sociales el 7 de junio.

Desde la Asociación Civil Santafesina de Fiestas Tradicionalistas y Jineteadas comentaron a Campolitoral que existen intentos similares de impedir las jineteadas en varias localidades de la provincia. Explicaron que la actividad, además de integrar el acervo cultural argentino, implica un medio de vida para muchas personas. "Cada fin de semana se realizan unas 120 jineteadas en todo el país, que movilizan unas 600.000 personas al año", indicó su presidente Alfredo Baruffato. Además comentó que hay iniciativas legislativas para designar como un deporte la jineteada (Uruguay ya lo hizo) y anticipó que la entidad aspira a ser fiscalizadora en estos eventos como garante del bienestar animal y de los jinetes.

Sobre la proliferación de estos intentos de impedir la actividad, el actual presidente de la Asociación Conmemorativa de la Primera Yerra y subsecretario de Municipios y Comunas de la provincia, Carlos Kaufmann, sostuvo que "hay un desconocimiento y una visión sesgada de lo que son las tradiciones y en particular de las jineteadas".

Como organizador de la Fiesta Provincial de la Yerra, que todos los años conmemora la primera marcación de hacienda en junio de 1576, Kaufmann explicó que los caballos que se montan se denominan "reservados" por ser indóciles e imposibles de amansar para las tareas rurales, motivo por el cual se los destina a la jineteada. "Al ser caballos excepcionales son valiosos y por ello muy cuidados por los tropilleros", explicó. Y agregó que cuentan con atención veterinaria específica por el valor que tienen los ejemplares.

"La violencia yo diría que la tienen que buscar en otro lado", dijo, porque la práctica no es dañina para el caballo e incluso "hay deportes ecuestres que son mucho más peligrosos que los animales que la jineteada". Al respecto mencionó que en las jineteadas las espuelas que usan los jinetes son "mochas" (sin puntas) y ruedan; y el rebenque es con una azotera muy livianita, por lo que no lastiman al animal.

Incluso sostuvo que quien no respeta estas normas "no está bien visto en este ambiente". Y comentó que, en tal caso, "se lo descalifica o no se contrata más a un tropillero" que dañe al caballo. "No se puede tomar la excepción como la regla", remarcó, respecto de creer que el gaucho en general sea violento o cruel con el animal porque haya alguno que lo fuera.

 

 

wasap final

Más de Estación Plus Crespo

Estación Plus Noticias en tu E-Mail

Ingresá tu E-Mail y recibí diariamente las noticias de Estación Plus Crespo

Te puede interesar

Plus facebook

Otras noticias en Estación Plus Crespo: