Gabriel Geist: “Con el aborto legal no se impone nada, se da un derecho”

Crespo 30 de diciembre de 2020 Por Estacion Plus Crespo
Como militante a favor de la reciente Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo, Gabriel Geist instó a “vigilar que se cumpla en la práctica” la reciente sanción legislativa.
Gabriel Geist
Gabriel Geist -archivo-

Desde hace muchos años, a través de su militancia en el MST-Nueva Izquierda, Gabriel Geist se ha expresado públicamente a favor de lo que en este diciembre de 2020 se convirtió en ley nacional. En horas posteriores a la votación legislativa que aprobó la Interrupción Voluntaria del Embarazo como una práctica de la Salud Pública, el crespense Gabriel Geist contó a FM Estación Plus Crespo sus primeras sensaciones: "Estuve desde las 18:00 del martes en Paraná, con los compañeros del partido, esperando la sanción de la Ley. Una alegría inmensa compartidas, pero principalmente de todas las compañeras que llevaron adelante esta lucha durante años -jóvenes y otras con cierta edad, que vienen arrastrando estas historias desde hace muchos años-. Contentos, porque por fin se votó y el aborto es legal en Argentina”. Asimismo, llamó a no descansarse en los festejos y convertirse en custodios de la instancia alcanzada: “Las agrupaciones que hemos estado a favor debemos estar atentos, porque ahora hay que vigilar que se cumpla. Sabemos que muchos antiderechos, ciertas organizaciones ‘mal llamadas Pro-Vida’, van a hacer lo imposible para que no se concrete en la práctica. Sabemos bien cómo es este país, en el que muchas veces salen las leyes, pero son letra muerta; están plasmadas en papel, pero no llegan a la realidad. Estaremos atentos para que se cumpla”.

“Hay que tener en cuenta que la legalización del aborto no obliga a nadie a abortar. La mujer que no lo quiere hacer y desea llevar adelante su embarazo, lo va a poder hacer”, afirmó Geist y agregó: “No habrá grupos de pañuelos verdes en la puerta del hospital, pretendiendo cambiar posiciones, como sí lo hubo en casos de violaciones de niñas y mujeres, que cuando reclamaron el aborto no punible -que les corresponde por ley desde 1921-, veíamos agrupaciones celestes movilizadas hacia los hospitales presionando a los médicos para que no cumplieran con ello”.

“Con el aborto legal no se impone nada, se da un derecho y por lo tanto no puede ser negativo. Tener un derecho es algo positivo”, aseveró Geist y continuó en esa línea de pensamiento: “Aquellas familias que críen a sus hijos con la mirada de que el aborto es algo malo, sus hijas no se lo van a hacer. Pero dejemos que aquellas mujeres que por el motivo que sea, quieran interrumpir el embarazo, lo puedan hacer en condiciones más dignas, en un hospital o una clínica, y que la seguridad no dependa del dinero que tenga esa mujer. Ahora quien paga una clínica tiene condiciones de salubridad y quien no tiene, recurre a un curandero, en piezas que para nada están preparadas para ello”.

Gabriel Geist lamentó que el sector celeste haya tenido mayor visibilidad mediática que el sector verde durante las instancias de debate, en términos de que “se han escuchado tantas versiones y argumentos que son increíbles de oír. Hay muchas mentiras para lograr el apoyo de la gente y eso es grave. Nadie quiere hacer cambiar de opinión a nadie, cualquier tema se puede debatir, pero con argumentos verdaderos, no con mentiras. Hay que dejar en claro, que ni pañuelos celestes ni verdes queremos que una mujer aborte. Ojalá ninguna mujer tuviera que abortar por ningún motivo, pero la práctica existe. Están los que lo quieren mantener oculto, en el ámbito clandestino, penado por la ley, lo cual ha quedado demostrado durante décadas que no sirvió para frenarlos; y los que queremos que haya una regulación de salubridad. La mujer que decide abortar lo va a hacer con o sin ley. Lo que se les brinda es la oportunidad de que lo hagan en condiciones de profilaxis, como se merece la cuestión. Tampoco es real que será durante cualquier momento del embarazo, sino que es hasta las 14 semanas, no hasta los 9 meses como andan diciendo. Que cada uno siga con su posición, pero que se respete la verdad de las cuestiones”.

Geist se permitió disentir en las denominaciones y aclaró: “Considero que son ‘mal llamados Pro-Vida’, así como ellos nos dicen asesinos, mata bebés y cosas alejadas de la realidad. Tienen derecho a decirlo y yo tengo el derecho de opinar que no están luchando por la vida. Tampoco comparto las veces que se ha expresado como slogan ‘los entrerrianos en contra del genocidio’, dicho por grupos políticos que tienen entre sus miembros a defensores de la últma dictadura militar. Avalan los episodios en los que secuestraban y torturaban embarazadas y se robaban los bebés -que no eran feto, sino ya nacidos-, que esos grupos digan que defienden la vida, es por lo menos opinable”.

Estacion Plus Crespo

Fuente de la noticia

wasap final

Más de Estación Plus Crespo

Noticias en tu E-Mail

Ingresá tu E-Mail y recibí diariamente las noticias de Estación Plus Crespo

8399962801426656619



Te puede interesar

Otras noticias en Estación Plus Crespo: