Advierten mayoría de “reincidentes” en abigeatos: La Brigada Paraná previene y controla casi 500.000 hectáreas

Policiales 31 de diciembre de 2020 Por Estacion Plus Crespo
El mapa del delito refleja focos en el ejido de Viale y Hernandarias. Casi desapareció el robo de ganado en pie, mientras que las carneadas bajaron considerablemente su índice. Aplicación de agroquímicos y maltrato animal, complementan el abanico de intervenciones de la repartición especializada.
Leandro Peralta
Crio. Leandro Peralta, Jefe de Brigada Delitos Rurales Paraná

Un cúmulo de secuestros y numerosos allanamientos efectuados por la Brigada Paraná de la Dirección de Prevención de Delitos Rurales, forman parte de legajos judiciales que este año han sido instruidos para determinar la responsabilidad y eventual pena de los acusados. El año cierra con un positivo balance, al tiempo que el último mes del año ocupa a los brigadistas en el refuerzo de la prevención, habida cuenta que las fechas impulsan un aumento de las faenas clandestinas. En diálogo con FM Estación Plus Crespo, el Jefe de la Brigada Paraná, Crio. Leandro Peralta, afirmó: “De acuerdo al mapa del delito que tenemos diagramado y que vamos actualizando mes a mes, se advierte que siempre en diciembre se produce un incremento de las faenas o carneadas clandestinas. Es por eso que para estas fechas se intensifican los controles y ya antes de diciembre se programan distintos operativos, con los móviles en puntos de parada, con las motocicletas que tenemos asignadas y recorridas a caballo por los campos, para incrementar la presencia en la zona rural”.

La seguridad rural del departamento tiene sus complejidades, sobre la cual el funcionario policial referenció: “Tenemos casi 500.000 hectáreas en todo el departamento Paraná; muchos caminos de tierra, que salen hacia rutas provinciales y nacionales, y que son justamente vías rápidas de escape para los malvivientes. Tenemos sede en Paraná y base en María Grande, puntos desde los que salimos a los distintos ejidos, en post de la tranquilidad de los productores y la gente de campo, que tanto nos ayuda y espera nuestra llegada. Las ciudades prácticamente han llegado con la urbanización hasta el límite con el campo y eso conlleva a que cuando ocurre una carneada, en pocos minutos los sospechosos ya están en la ciudad y evitan ser sorprendidos”.

El Jefe de la Brigada Paraná dio cuenta que “la zona donde más problemas se advierten en lo que refiere a este tipo de delitos rurales, es el ejido de Hernandarias y de Viale, donde tenemos los focos más importantes de carneadas. Robo en pie casi no tenemos. Y otra particularidad detectada en el análisis de las intervenciones de este año, es la reincidencia. Por lo general se maneja un mismo grupo de sospechados, que en oportunidades rotan en su participación. En ocasiones ejecutan el hecho, en otras se suman como colaboradores o se apartan de algunos ilícitos, pero siempre hay integrantes que resultan ser un común denominador”.

¿Por necesidad o por mera actitud delictiva? El interrogante surge cada vez que se conoce un hecho de abigeato y encuentra opiniones encontradas en la comunidad. No obstante, Leandro Peralta comentó: “Tenemos diferentes orígenes. Hay zonas donde vemos que el delito es de tipo famélico, para comer, se llevan poca cantidad de carne: un cuarto o una paleta, algo muy rápido y dejan el animal prácticamente entero; mientras tenemos otras zonas donde la faena ya es para comercializar la carne y las investigaciones nos han llevado a establecer que esos cortes se comercializan luego en carnicerías. Igualmente, es la justicia es la que pondera el motivo esgrimido y acreditado de cada circunstancia”. 

Esa situación descripta es la que lleva a los efectivos de la repartición especializada, a apuntar a controles en locales comerciales con ofrecimientos de cortes cárnicos: “Nosotros a través de un convenio con la Dirección de Fiscalización de la provincia de Entre Ríos, en relación a la Ley Provincial de Carne Nº 7292, llegamos a los puntos de venta. Esa legislación lo que ataca es la comercialización de carne que no provenga de un establecimiento faenador habilitado. Estamos hablando de locales comerciales: carnicerías, supermercados y afines. En esos lugares no debería haber carne que no provenga de un faenador habilitado. Otra circunstancia es cuando una persona se acerca o se contacta en forma directa con el productor, transacción comercial en la que no podemos intervenir, sino que ya es responsabilidad individual de la garantía sanitaria que busca. En forma directa se puede decir que es la elección de cada ciudadano, seleccionar lo que va a consumir. Cada uno es libre de lo que quiere llevar a su mesa o darle a su grupo familiar”, explicó Peralta. 

La caza es otra actividad sobre la que los uniformados desandan su desempeño, sobre lo cual el Jefe de Brigada manifestó: “Hace poco era un cuestionamiento general de quienes practican la caza deportiva la circunstancia de que no había un Protocolo para ello. Desde el Ministerio de Producción provincial elaboraron un protocolo y se habilitó exclusivamente para residentes de Entre Ríos. Los mismos tienen que contar con el permiso, que se obtiene vía online; una autorización del dueño del establecimiento donde se ejecuta la caza y las armas en regla. A la fecha, se encuentra habilitada la caza de Ciervo Axis –comúnmente conocidos como Bambis- y el Chancho Jabalí, que son animales salvajes y exóticos; mientras que está prohibida la caza de ejemplares autóctonos como los Guazunchos”.

Denotando un fuerte compromiso con la fauna, los brigadistas actúan para llevar a la justicia los casos de maltrato animal: “En Paraná trabajamos muy bien con la Fiscalía de Atención Primaria, a cargo de los Dres. Eric Zenklusen y Martín Abrahan, sumado a los grupos proteccionistas que nos apoyan y colaboran habitualmente en lo que es el tratamiento y seguimiento de la recuperación de los animales. Tratamos de recuperar equinos que están en pésimas condiciones, e incluso la Municipalidad se sumó con una ordenanza al respecto, de manera que hay un trabajo conjunto con la Jefatura Departamental, las autoridades municipales y judiciales de la capital entrerriana. Hemos tenido hurto de equinos, pero les hemos podido dar solución al esclarecer que se da mayormente entre gente del mismo barrio”, indicó quien conduce la Brigada Paraná. 

La aplicación de fitosanitarios fue oportunamente eje de discusión social y parlamentaria, al tiempo que desde la Brigada se monitorea el cumplimiento. En ese sentido, Leandro Peralta sostuvo: “Tenemos una intervención amplia en lo que refiere a la aplicación de agroquímicos. Hacemos controles y tratamos de concientizar a los productores, para que ejecuten las aplicaciones como la ley lo prevé. Instamos a que tramiten la documentación correspondiente, regularicen las maquinarias, sean responsables en el modo de aplicar los productos y de esa manera, pueden trabajar tranquilos”. 

Finalmente, el Crio. Leandro Peralta evaluó como “favorecedora” la incidencia de la pandemia en su relación con la comisión de delitos rurales, ya que provocó circunstancias que facilitaron las condiciones de prevención y eventual detección. El funcionario analizó: “Con la pandemia ha disminuido el índice de delitos. En ese sentido, a nosotros nos favoreció, porque cuando estuvo más fuerte el nivel de contagio, al haber restricciones en la circulación, cualquier movimiento sospechoso era rápidamente visible en los caminos rurales y el mismo campo. La persona que localizábamos entre la medianoche y las 3:00 de la madrugada, al ser interceptada, pocas justificaciones podía dar respecto de su circulación, con lo cual mermó el desplazamiento de quienes lo hacen con fines delictivos. Había algunos hechos aislados, pero en general disminuyó muchísimo. Tenemos una estadística mucho más baja que años anteriores”.

Estacion Plus Crespo

Fuente de la noticia

wasap final

Más de Estación Plus Crespo

Noticias en tu E-Mail

Ingresá tu E-Mail y recibí diariamente las noticias de Estación Plus Crespo

8399962801426656619



Te puede interesar

Otras noticias en Estación Plus Crespo: