Los españoles están sofocados por el calor y asfixiados por la factura de la luz: equivale a 16 mil pesos argentinos el megavatio/hora

Internacional 02 de septiembre de 2021
España es un hervidero y no sólo por las altas temperaturas e inundaciones, sino que la tarifa eléctrica cerró agosto en su máximo histórico. Los municipios se niegan a pagarles a las compañías y buscan autoabastecerse.
1625496554_856022_1625496734_noticia_normal

Los intensos calores y avatares climáticos que se desataron en Europa, en general, golpean también la economía doméstica de los españoles, cuyas tarifas eléctricas se multiplican cotidianamente y, en el segundo día de setiembre, llegarán a los 140 euros por megavatio hora, equivalentes a unos $16.200 argentinos, según los datos del Operador del Mercado Ibérico de Energía (OMIE).

La suba del precio de la factura eléctrica parece imparable porque obedece no sólo al mayor consumo de aires acondicionados por el incremento de las temperaturas en verano, en especial, sino a la fuerte alza del gas natural en los mercados internacionales, además de los derechos de emisión del CO2, así como de los impuestos.

22efe2aca185c91c04b23fb288d75f5a XLLa curva de los precios de la luz se disparó a niveles insoportables para los bolsillos de los españoles.

La situación preocupa al Gobierno español, que decidió reducir el IVA hasta finales de 2021 al 10%.

Otra de las medidas consistió en hacer que las comercializadoras de electricidad incluyan en las facturas un código QR a partir del 31 de agosto para que el usuario pueda revisar el consumo y compararlo con tarifas de otras compañías.

El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, señaló durante la conferencia inaugural del curso político que desde su Ejecutivo actuaron y seguirán haciéndolo para bajar el precio de la energía eléctrica.

Lo cierto es que la factura eléctrica se disparó en agosto hasta alcanzar los 132 euros por megavatio hora, y el 2 de septiembre llegará a la cifra récord de 140 euros por megavatio hora.

El Banco de España estimó que aproximadamente el 70% de la brutal subida de los precios mayoristas de la electricidad durante el primer semestre de 2021 (en julio y agosto aún se encareció más) se debió al encarecimiento de los derechos de emisión de CO2, como consecuencia de que la Unión Europea lo hizo subir considerablemente para reducir el uso de los combustibles fósiles.

También pegó en la tarifa el incremento de los precios del gas, insumo que emplean las centrales de ciclo combinado.

En concreto, se estima que un 20% de la subida de la factura eléctrica se debe al mayor costo de los permisos de emisión de CO2, mientras que un 50% de esa escalada se atribuye al gas en el mercado internacional y el 30% restante a la mayor base imponible de impuestos y el traspaso a minoristas, según calculó la institución bancaria española para 20m. 

"No pagar la luz"

España al igual que otros países europeos, está recurriendo al gas natural para sustituir el carbón.

Al aumentar la demanda de gas, sube también el precio, un argumento que no parece convencer a todo el mundo y por ello, diversos municipios españoles están tomando medidas para evadir pagar las elevadas facturas de la luz.

Ya son varios los que decidieron buscar otras opciones para independizarse de las empresas eléctricas y dejar de pagar estos récords históricos diarios.

El alcalde de la localidad madrileña de Batres publicó un comunicado en el que explica que su Ayuntamiento dejará de abonar las facturas a las compañías eléctricas hasta que el precio de la luz baje, incluyendo no pagarla en organismos públicos como colegios o para el alumbrado público.

Asimismo, anima a otras administraciones públicas a hacer lo mismo para "detener ya este desenfreno de precios inmoral, especulativo e insolidario".

También en Ballesteros de Calatrava, en Ciudad Real, están trabajando en un proyecto energético para autoabastecerse de energía renovables y no depender de las eléctricas.

Según su propio alcalde, Juan Manuel Moraleda, ese sistema permitiría ahorrar alrededor del 80% de la factura de la luz.

En esa misma línea surgen propuestas vecinales como las de Luco de Jiloca, un municipio situado en Teruel con menos de 60 habitantes.

Los vecinos quieren convertirse en la "primera Comunidad Energética Rural de Aragón de iniciativa ciudadana".

Así lo manifestaron en una plataforma de recaudación de fondos, donde ya alcanzaron más del 50% de su objetivo final para poder llevar a cabo el proyecto.

NA

wasap final

Más de Estación Plus Crespo

Estación Plus Noticias en tu E-Mail

Ingresá tu E-Mail y recibí diariamente las noticias de Estación Plus Crespo

Te puede interesar

Otras noticias en Estación Plus Crespo: