El padre Jorge Faliszek por la huella de la beata Paulina Jaricot

Información General 25 de mayo de 2022
Conocido por desempeñar su tarea pastoral en Crespo, estuvo en Lyon para la beatificación de la misionera francesa
Jorge Faliszek

Intensa agenda pastoral desarrolló el sacerdote verbista Jerzy Marian Faliszek, más conocido como el padre Jorge en su paso por la ciudad de Crespo. El hoy director nacional de las Obras Misionales Pontificias (OMP) formó parte de la beatificación de Paulina Jaricot en Lyon (Francia) y también participó de la asamblea histórica de Directores de OMP y presentó la campaña "Por Ucrania: de corazón a corazón".

Faliszek, nacido en Polonia en 1966, llegó a Crespo en 1996 y desempeñó su labor misionera como vicario parroquial de Nuestra Señora del Rosario. En 1997 fue designado párroco de San José de la misma localidad, donde estuvo hasta el año 2002. Su apostolado lo llevó luego a Bolivia, para estudiar la licenciatura en Misionología en la Universidad Católica de Cochabamba y a su regreso dirigió las OMP en la diócesis de Quilmes. En 2017 fue elegido director nacional en la Argentina de las Obras Misionales Pontificia.

Las OMP son el principal instrumento de la Iglesia católica para atender las grandes necesidades con las que se encuentran los misioneros en su labor de evangelización por todo el mundo. Ofrecen un constante apoyo espiritual y material para que los misioneros puedan anunciar el Evangelio y colaborar en el desarrollo personal y social del pueblo en medio del cual realizan su labor.

La beata Pauline Marie Jaricot (1799-1862) fue una ciudadana de Lyon y fundadora de la Obra Pontificia para la Propagación de la Fe, una de las cuatro Obras Misionales Pontificias (OMP). Su beatificación se desarrolló el pasado 22 de mayo, en una solemne celebración eucarística celebrada en la Expo de Lyon, estructura ferial que acogió a más de 12.000 fieles de todo el mundo.

Durante la celebración, se llevó al altar la reliquia del corazón de Jaricot, confiada a las manos de una adolescente, Mayline Tran, que se atragantó con un bocado de comida hace diez años, a la edad de 3 años, y terminó en coma. Tras una cadena de oración y una novena de oración a Paulina Jaricot, los médicos dieron fe de la extraordinaria recuperación de la niña. Tras la finalización del proceso diocesano y el posterior examen por parte de la Congregación para las Causas de los Santos, el Papa Francisco reconoció el milagro realizado por Dios a través de la intercesión de la Venerable Pauline Jaricot en el 2020, abriendo el camino para su beatificación.

El padre Jorge Faliszek tuvo la oportunidad de interactuar con la joven y compartir fotos por las redes. "Con Mayline Tran y sus padres. Ella es la niña sanada milagrosamente por intercesión de la beata. Su papá fue bautizado luego de la curación de su hija y hoy brinda testimonio de su encuentro con Dios", explicó.

En su recorrida por la ciudad de la nueva beata, el religioso destacó: "Los sufrimientos de Paulina Jaricot fueron incontables y no desaparecieron nunca. Sus tormentos espirituales y psicológicos, las dificultades económicas insuperables, su frágil salud, no le impidieron la realización de su obra carismática. Esta fecundidad sobreabundante está asegurada como siempre en la Historia de la Iglesia por la oración y la unión con los sufrimientos de Cristo. La inteligencia puramente humana, la metodología adecuada, la pastoral más idónea, vienen después; pero no pueden sustituir nunca lo esencial en la vida de los santos: el amor que une a Cristo y la configuración con Él".

Toda la ciudad de Lyon celebró y rindió homenaje a Jaricot a la que visitantes y peregrinos pueden conocer mejor también gracias a la exposición organizada en la basílica de Fourviere, que alberga testimonios históricos sobre su vida y sobre el movimiento espiritual que inició. Destaca en la muestra la exhibición de ejemplares históricos de los “Anales de la Propagación de la Fe”, publicaciones iniciadas por Jaricot con el objetivo de transmitir noticias de las misiones a todos los bautizados y sensibilizarlos, para que tuvieran el corazón, la mente y las manos abiertas para apoyar los que están comprometidos con el anuncio del Evangelio hasta los confines de la tierra.

Un proyecto argentino
Durante su estadía en Francia, el sacerdote polaco integró la Asamblea General de las Obras Misionales Pontificias (OMP) en la que participaron más de 100 Directores Nacionales de las OMP de los cinco continentes junto con los cuatro Secretarios Generales de las OMP y el arzobispo Giampietro dal Toso, presidente de las OMP. De allí emergió la visión de volver a las raíces para construir el futuro y beber de las fuentes, que son la historia y la experiencia de vida de la beata Paulina Jaricot, para regenerarse renovando la conciencia de ser bautizados y enviados, "verdaderos discípulos misioneros" de Cristo .

Posteriormente, en otro momento de las reuniones de los directores, el religioso Jorge Faliszek presentó la campaña "Por Ucrania: de corazón a corazón" que superó todas las expectativas. En los casi 40 días que duró el proyecto, los niños, adolescentes y animadores de la Infancia y Adolescencia Misionera de Argentina recaudaron 824.670,47 pesos y cientos de cartas y dibujos de todo el país. Todo lo recaudado y los materiales de los niños serán entregados en Polonia por el el sacerdote, quien se acercará a los destinos misioneros de los dos proyectos para llevar la colecta. A través de este proyecto, con el "Centro de ayuda a los niños de Ucrania" que funciona en la ciudad de Stalowa Wola (Polonia), a pocos kilómetros de la frontera con Ucrania, se buscó ayudar en la evacuación de orfanatos establecidos en la zona de conflicto y con el albergue y el cuidado de los niños ucranianos. Día a día son miles los niños huérfanos que ingresan a Polonia huyendo de la guerra.

UNO

wasap final

Más de Estación Plus Crespo

Estación Plus Noticias en tu E-Mail

Ingresá tu E-Mail y recibí diariamente las noticias de Estación Plus Crespo

Te puede interesar

Plus facebook

Otras noticias en Estación Plus Crespo: