Los espacios de la UP 3, al límite: “No cabe un interno más por la sobrepoblación”

Entre Rios 29 de septiembre de 2019
El subalcaide de la Unidad Penal Nº 3 de Concordia, Horacio Boujon, se refirió a la situación crítica: "Con prisión preventiva hay 79 personas, de las cuales 50 son federales y 29 provinciales”, explicó.
penal_1

“Los espacios de la unidad carcelaria están al límite”, indicó Boujon. “Estamos con una población de 322 internos. Pero, con la construcción del pabellón nuevo que nos va a dar una plaza de 72 cupos, vamos a solventar esa capacidad”.

Respecto a la cantidad de prisiones domiciliarias, el funcionario penitenciario indicó que, si bien “no tengo conocimiento del número exacto, sé que hay muchas”. Agregó, además, que si enviaran a esa gente “a la Unidad Penal, nos haría estar más saturados con la gran cantidad de prisiones preventivas que hay”, publicó El Entre Ríos en base a información del portal CN Digital.

Sin embargo, aclaró que no están rechazando el pedido de las autoridades de la Justicia. “Si la Justicia nos ordena que alojemos internos, nuestra disposición es alojarlos. Ellos son conscientes de la situación en la que está la Unidad Penal, los juzgados vienen una vez por mes acá de visita a la cárcel”, agregó.

Tobilleras electrónicas

Sobre el manejo de las tobilleras electrónicas, Boujon explicó que las maneja el Servicio Penitenciario desde la Dirección General. “Hay un Centro de Monitoreo, que está en Paraná”, y personal que se encarga de eso. Se maneja con la Justicia: la Justicia dispone a qué detenidos les va a colocar la tobillera según su criterio”.

Con respecto al nuevo pabellón, el subalcaide indicó que “están en los últimos plazos, en la etapa de pintura y terminaciones, calculamos que, si no hay ningún contratiempo, pueda estar terminado ya para habilitar al principio del próximo año”, concluyó.

Colapso

El 4 septiembre pasado se conoció que el juez de Garantías y Transición N° 2 de Gualeguaychú, Ignacio Boris Telenta, recibió una nota oficial que da cuenta que la Unidad Penal N° 9 Granja El Potrero en esa jurisdicción, se encuentra con su capacidad máxima agotada para recibir internos.

En los tres Poderes del Estado provincial el dato no es ninguna novedad, aunque la nota remitida al juez por el director de esa Unidad Penal, prefecto Javier Osvaldo Bossi, hizo correr un hilo frío por la espalda de los operadores del servicio de Justicia: ¿Qué hacer con los futuros condenados? Porque lo que ocurre en la Granja Penal, es una realidad que se repite en todas las cárceles de la provincia.

El escrito que llegó al juez Telenta sostiene que esa Unidad Penal “se encuentra con su capacidad máxima de alojamiento agotada, con una totalidad de 260 internos, entre ellos masculinos y femeninos, procesados y condenados, tanto federales como provinciales”, publicó en su momento el diario El Argentino.

La nota en rigor es una orden emanada de la Dirección General del Servicio Penitenciario de Entre Ríos para que tomen nota todos los Juzgados. En buen romance: la Justicia no puede enviar más condenados ni procesados a la UP 9 Granja El Potrero, por falta de espacio.

El colapso en este sentido no sólo implica una saturación o hacinamiento, sino también la destrucción o debilitamiento del propio sistema.

La Unidad Penal N° 9 Granja El Potrero es un fiel exponente de esa destrucción del sistema que se fue ejecutando al haber desvirtuado los objetivos de su creación.

La Granja Penal

En la edición del 25 de abril de 2014 de El Argentino se informaba que el día anterior habían llegado los primeros internos a la Granja Penal El Potrero, inaugurada como un sistema modelo.

Se trataba de cuatro internos, de los cuales tres provenían de la Unidad Penal N° 4 de Concepción del Uruguay, mientras que el cuarto llegó procedente de la Unidad Penal N° 7 de Gualeguay.

Con la llegada de estos primeros internos quedó operativamente inaugurada la Colonia Penal –se insiste- considerada como modelo por el Servicio Penitenciario de Entre Ríos, donde se estima que habrá un total de 50 reclusos.

En ese abril de 2014 se ponía en funcionamiento la segunda Unidad carcelaria en Gualeguaychú, destinada al alojamiento de reclusos que han sido evaluados rigurosamente y fueron calificados como aptos para cumplir la última parte de sus condenas en ese lugar ubicado en el kilómetro 27 de la Ruta Nacional N° 136, en el que la principal actividad será la agrícola ganadera.

Sin capacidad

El 4 de septiembre se informó desde la Granja Penal que su capacidad máxima llegó al límite con 260 internos.

Se trata de una realidad que ha sido anticipada de manera reiterada por todas las autoridades del Servicio Penitenciario y su actual director, Marcelo Sánchez, no fue la excepción al reconocer que, en la actualidad, en las nueve unidades penales entrerrianas hay 2.600 internos, lo cual representa “una cifra récord, que ha pasado la media histórica”.

Al momento de explicar este notable incremento, los factores son varios, pero los principales están vinculados con la modificación del Código Procesal Penal, que llega a condenas en tiempos más ágiles; y la recurrente actividad delictiva que suele incrementarse en determinados períodos históricos o contextos económicos sociales.

La Ley de Narcomenudeo no ha sido influyente, porque de los 2.600 internos, solamente 70 personas se encuentran alojadas por ese régimen.

Y el otro dato no menor: se estima que el 80 por ciento de la población que está alojada en las unidades penales de la provincia “tiene una condena firme” y el otro 20 por ciento están comprendidos bajo la figura de prisión preventiva y los que afrontan causas federales.

Ingresá tu E-Mail y recibí diariamente las noticias de Estación Plus Crespo

Más noticias en Estación Plus Crespo: