Un informe del INTA prevé que en enero se normalizarán las lluvias y llegará el final de la sequía

Plus Agropecuario 20 de diciembre de 2022
Tras analizar los modelos meteorológicos, el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria consideró que las precipitaciones podrían volver a su regularidad y que eso permitiría ”iniciar el ciclo productivo, aún tardíamente”
FXVFAZXOHNHU5JI34QCMYEQCAA

La sequía que actualmente afecta a la Argentina desde abril de este año, es uno de los problemas más acuciantes que atraviesa el campo argentino. Todo esto derivó en problemas para las diferentes actividades agropecuarias. Sin embargo, con la presencia del fenómeno climático “La Niña” por tercer año consecutivo, hay proyecciones de que el panorama podría cambiar en la primera parte del 2023.

Según un informe del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) las lluvias podrían empezar a tener la regularidad perdida en el próximo mes y empezar a despedir a La Niña. “Los modelos indicarían que se podría disipar incluso en enero. Es promisorio lo observado en los últimos días en estos modelos internacionales”, comentó a este medio el Director de Recursos Naturales del Instituto, Pablo Mércuri. En este sentido, el especialista consideró que se está ante “un punto de inflexión”, gracias a que los modelos meteorológicos “están indicando que el impacto de ‘La Niña’ comenzaría a cambiar a partir del mes de enero. Nuestra lectura es que el próximo trimestre de verano no tendría limitaciones en cuanto agua. Es decir, sería muy cercano a los valores normales para un verano”.

Como se dijo anteriormente, este es el tercer año seguido que la Argentina es afectada por este fenómeno climático, por lo cual la sequía que se está desarrollando, se vio agravada por la falta de agua anterior en la tierra y en las napas. Para poder dar cuenta de la magnitud del problema, la producción de trigo caerá un 50% respecto a la campaña anterior y solo se producirán unas 11,5 millones de toneladas, según la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR).

“Estamos finalizando el año transitando nuevamente con una primavera muy seca, la más seca de las tres últimas con efectos acumulativos, lo que ha generado limitaciones muy importantes para la campaña, para la producción forrajera y ha generado muchas limitaciones”, destacó el especialista, por lo que, más allá de los buenos pronósticos para enero, lo importante es “cuando comienzan a recomponerse esas precipitaciones, porque el sistema está al límite, no aguanta más”, dijo Mércuri.

“Todos los ciclos hidrológicos están prácticamente en cero en cuanto a la dinámica de agua y estamos muy dependientes de que esa normalización de las lluvias ya comience durante el inicio del mes de enero, que no se demore a febrero”, alertó el directivo del organismo público.

Por eso, Mércuri remarcó que “es una buena chance para iniciar el ciclo productivo aun tardíamente, porque las perspectivas estacionales trimestrales indican que no tendríamos durante el transcurso del verano avanzado precipitaciones deficitarias. El tema es que se vayan regularizando estos eventos de manera gradual durante el mes de enero”.

Lluvias

No obstante este prometedor enero, podrían registrarse nuevas precipitaciones este fin de semana. “Que el pronóstico de corto plazo indique lluvias es muy bueno, porque no se ha podido sembrar toda la superficie prevista. Por eso, una buena precipitación permitiría completar al menos todos los lotes con con los cultivos de bueno”. Según marcó Mércuri, el 22 de diciembre se producirían lluvias en el oeste de región pampeana y durante el 23 y 24 habría eventos de precipitación bastante generalizados en la provincia de Buenos Aires, donde se registraría la mayor “intensidad”, mientras que la zona núcleo también sería beneficiada con nuevas lluvias.

La soja es uno de los cultivos afectados por la ausencia de lluvias La soja es uno de los cultivos afectados por la ausencia de lluvias

Sin embargo, alertó que las mismas van a seguir “el mismo patrón del comportamiento” que venían mostrando hasta estos días, por lo que se espera que sean “dispares, muy irregulares, no generalizadas”. De todas maneras, estas lluvias serían muy importantes, porque “estamos en un momento muy límite para poder finalizar las siembras de segunda, las siembras de maíz tardío en muchas zonas”, como así también permitirían una recomposición en rebrote en cuanto a pastizales y pasturas.

Por otro lado, y también a modo de buena noticia, Mércuri indicó que no se espera que el calor trepé por encima de lo normal. “No se visualizan en los modelos, al menos para las próximas semanas, eventos térmicos de altas temperaturas. Los valores estarían alrededor de los promedios esperados para esta época del año. Es una muy buena noticia, porque eso limita la evapotranspiración y el estrés hídrico en los cultivos y permite esperar mejor desde el punto de vista de la fisiología vegetal el próximo evento de lluvias”, concluyó el especialista del INTA.

Infobae

Más de Estación Plus Crespo

Estación Plus Noticias en tu E-Mail

Ingresá tu E-Mail y recibí diariamente las noticias de Estación Plus Crespo

mensaje

Te puede interesar

Próximos días en Crespo

Otras noticias en Estación Plus Crespo: