Federación: Detuvieron a un hombre que pretendió secuestrar a una menor

Policiales 22 de abril de 2018
El sujeto de 34 años había engañado a la adolescente de 13, a través de las redes sociales y al concretar el encuentro, pretendió secuestrarla. Fue detenido por el presunto delito conocido como "Grooming".
o_1524363146

A través de las redes sociales, una chica de 13 años de Federación, fue contactada por un sujeto, el cual utilizando un perfil falso y haciéndose pasar por un adolescente, la convenció para encontrarse este sábado por la tarde en la Terminal de ómnibus de esa ciudad.

Habían intercambiado varias charlas desde hace mucho tiempo atrás.

Al momento del encuentro, este sujeto, el cual resultó tener 34 años y ser oriundo de Chaco, pretendió secuestrar a la menor, por lo que ésta, al percatarse del engaño, estalló en una crisis de nervios. Afortunadamente, la situación fue advertida por un policía que se encontraba en el lugar.

Según publicó Radio City, la madre de la menor ignoraba absolutamente todo lo que su hija estaba haciendo al contactarse con este sujeto; inclusive se habrían enviado imágenes explícitas entre ambos.

De acuerdo al parte policial, el hombre fue detenido por el presunto delito conocido como "grooming", es decir, el engaño que perpetran los pederastas a través de internet. También se le secuestró su teléfono celular.

Qué es el grooming

El grooming es el acoso sexual virtual a niños y adolescentes, consiste en acciones deliberadas por parte de un adulto de cara a establecer lazos de amistad con un niño con fines sexuales.

Se trata de una serie de conductas y acciones deliberadamente emprendidas por un adulto con el objetivo de ganarse la amistad virtual de un niño, creando una conexión emocional con el fin de disminuir las inhibiciones con el mismo.

El adulto procede a elaborar lazos emocionales (de amistad) con un niño. En algunos casos, a través de internet pueden simular ser otro niño o niña. Utiliza tácticas como la seducción, provocación y el envío de imágenes de contenido pornográfico logrando vulnerar la intimidad del chico, a cambio va obteniendo datos personales y de contacto.

El adulto consigue finalmente que el niño se desnude o realice actos de naturaleza sexual. Entonces se inicia el acoso, chantajeando a la víctima para obtener cada vez más material pornográfico o tener un encuentro físico con el niño para abusar sexualmente de él.

En algunos casos, se puede buscar la introducción del chico al mundo de la prostitución infantil o la producción de material pornográfico. Por tanto está muy relacionado con la pederastía y en muchas ocasiones es la antesala de un abuso sexual en persona.

El daño al niño tiene una dimensión inherentemente moral. El acto tiene que ver con la vulnerabilidad en los niños y sus derechos individuales. Es un proceso que comúnmente puede durar semanas o incluso meses, provocando daños en el aparato psíquico de la víctima.

Ingresá tu E-Mail y recibí diariamente las noticias de Estación Plus Crespo

Más noticias en Estación Plus Crespo: