Tecnovo-final-web-liviano

Investigan a un grupo familiar por denuncia de secuestro y abuso sexual

Judiciales 20 de agosto de 2020 Por Estación Plus Crespo
El grave hecho habría ocurrido en Paraná en 2017. Los denunciados, cuatro integrantes del grupo familiar de la víctima. Ayer se les tomó declaración indagatoria y se abstuvieron. Se investigan los delitos de abuso sexual con acceso carnal y privación ilegítima de la libertad. La mujer habría pasado diez días encerrada en una casilla, casi sin agua ni comida.
0028042321

Cuatro personas, integrantes de una familia, son investigadas por su presunta responsabilidad en el secuestro de una joven de 20 años y su bebé, y por el abuso sexual contra la primera, por parte de uno de los sospechosos.

Fuentes judiciales informaron que la causa comenzó a sustanciarse por los delitos de Abuso sexual con acceso carnal y Privación Ilegítima de la Libertad.

El martes 17 se iba a realizar la audiencia de formulación de cargos pero las partes pidieron la suspensión en virtud de una modificación en el relato de los hechos atribuidos.

Este miércoles se realizó la indagatoria de los imputados. Tres, se abstuvieron de declarar y uno, una mujer, no lo hizo porque no fue localizada.

Fuentes judiciales informaron que la causa comenzó a sustanciarse a partir del pedido de localización que realizó a principios de marzo de 2017, según informe de la Dirección Operación y Seguridad División Minoridad y Familiar, la madre de quien en el momento de los hechos investigados era la pareja de la denunciante, porque no encontraban a su nuera.

Cronología

De acuerdo a la nueva imputación, a tres de los sospechosos se les atribuyó que el domingo 5 de marzo de 2017, sin  poder precisar el horario, la denunciante se dirigió junto a su bebé al domicilio de su hermana y otros familiares, ubicado en la zona suroeste de Paraná, donde “luego de pasar un tiempo, decidió regresar a su domicilio y cuando se quiso retirar, su madre y su hermana no le querían devolver a su hijo, y como le pedían que ella se fuera sola y no quería dejar allí a su bebé, pernoctó en la vivienda”.

Según la acusación, la situación “se repitió al otro día, lunes 6 de marzo, y en un momento dado, –sin poder precisar horario-, su hermana la tomó de los pelos, y junto a su cuñado, -quien la tomó del brazo y de los pelos-, comenzaron ambos a pegarle golpes de puño en la espalda, la condujeron a una casilla de chapa que se encuentra al lado de la casa de material, y la encerraron con cadena y candado, privándola de su libertad con conocimiento y en connivencia con su madre, que también se encontraba en el lugar”.

La acusación sostiene que al día siguiente, el martes, la madre de la denunciante “volvió a ingresar a la casilla sólo para llevarle un tarrito para hacer sus necesidades, diciéndole que su hijo estaba bien, manteniéndola privada de su libertad. Durante los días de encierro no le brindaron ni agua ni comida, debiendo hacer sus necesidades en el tarro, habiendo ingresado su madre sólo en tres oportunidades para vaciar los desechos, teniendo la denunciante que dormir en el suelo; situación que se resolvió cuando su pareja concurrió al lugar y logró sacarla de allí junto al hijo de ambos, el jueves 16 de marzo de 2017”.

Gritos

El cuarto imputado es investigado por su presunta responsabilidad en la violación de la joven madre durante su cautiverio. La acusación sostiene que sabiendo que la joven estaba privada de la libertad, puesto que el imputado vivía en una casilla que está ubicada en el mismo predio en el que está la casilla en la que la joven fue encerrada, «sin poder precisar fecha exacta, pero sí que aprovechando la situación de extrema vulnerabilidad en que se encontraba la joven, ya que se encontraba privada de su libertad desde el 6 de marzo y  hasta el 16 de marzo de 2017”, a pesar de los gritos de víctima, la violó aprovechándose de que no pudo oponer resistencia por el estado de debilidad que la aquejaba, porque durante los días en que estuvo privada de la libertad “no recibió ni agua ni comida”.

La acusación también sostuvo que la golpeó con el puño en la espalda y luego “la amenazó que si lo denunciaba o contaba algo la iba a matar, o cagar a palos”, tras lo cual se retiró de la casilla colocando “nuevamente el candado por fuera”.

El Diario

Estación Plus Crespo

Fuente de la noticia

wasap final

Ingresá tu E-Mail y recibí diariamente las noticias de Estación Plus Crespo

8399962801426656619



Más noticias en Estación Plus Crespo: