Falleció el payaso del circo criollo entrerriano “Toni Jarrito”

Protagonista de la cultura del Circo Criollo Entrerriano, Circo Bohemio y Circo Hermanos López. Raul Darío López "Jarrito", cumplía 91 años el día de su muerte. Fue un referente el circo entrerriano junto a gran parte de su familia. Vivía en Gualeguay.
Uno de sus hijos, el payaso "Tijerera" (Alberto Lopez) junto a Toni Jarrito

Raul Darío López era hijo de Darío López (Toni Caburé), creador del Circo Bohemio. Los López pertenecen a una familia ligada por varias generaciones al espectáculo circense entrerriano. “Jarrito” se casó con Doña Sidanelia Benedetti, con quien formó una familia integrada por 17 hijos, muchos de los ellos continuaron el legado circense de los López. Según pudo saber FM Estación Plus Crespo, el día de su cumpleaños 91 el payaso entrerriano festejó junto a su familia y posteriormente sufrió una descompostura que le causó la muerte.

El profesor Darío López junto a su padre “Toni Jarrito” ayer en su cumpleaños

El poeta y escritor entrerriano Roberto Romani le dedicó un sentido homenaje a “Toni Jarrito”

 “Elegiste tu cumpleaños noventa y uno para saludar por última vez desde el escenario de los sueños.

Como en aquellos tiempos del abuelo Caburé, te aferraste al aplauso final de las lejanías, y decidiste un largo silencio sin pinturas.

Quedaban atrás las luces y la sonrisa limpia de tu milagro de circo, inaugurando la gracia de la bambalina blanca.

Quedaban atrás las caricaturas inocentes de Los Hermanos López, reviviendo el asombro de una infancia con trinos, junto a los viejos duendes de la calle fría.

Pero este sábado sin sol, a pesar de los anuncios floridos de la primavera, miraste con nostalgia suave la carpa de las ilusiones y caminaste hacia la noche larga, bajo un cielo de aserrín y de ternura.

Como la función del 3 de febrero, en Paraná, cuando el Cimarrón Entrerriano entre tus manos era el premio a tu trayectoria sin sombras, hoy también lloramos en el pueblo.

Y de pronto con todas las lágrimas de la despedida optamos por abrazar tu recuerdo de buen hombre, más allá de las piruetas y tus exagerados zapatos.

Te prometo, acróbata sutil de las aventuras niñas, Tony Jarrito de las felicidades cercanas, que invitaré a Tijereta para seguir tu vuelo hacia las estrellitas de la esperanza.

Y estoy seguro que, en la clara referencia de la alegría, resucitarán las voces de la humanidad descalza, celebrando otra vez tus ojos de payaso, entrañable Raúl Darío, indispensable duende querido, que te has llevado a la eternidad de los colores, la más linda serpentina de nuestras vidas”.

Roberto Romani

wasap final

Más de Estación Plus Crespo

Estación Plus Noticias en tu E-Mail

Ingresá tu E-Mail y recibí diariamente las noticias de Estación Plus Crespo

Te puede interesar

Otras noticias en Estación Plus Crespo: