Alumnos de una escuela entrerriana protestaron contra el Código de Convivencia

Entre Rios 09 de abril de 2022
Piden poder tomar mate, teñirse el pelo, usar celular y no tener que llevar uniforme.
protesta-escuela

Este viernes por la mañana, el patio posterior de la escuela Normal “Domingo Faustino Sarmiento” fue escenario de una sentada pacífica, por parte del alumnado de la institución educativa de Concordia, que tiene una matrícula de 500 estudiantes.

De acuerdo a lo publicado por diario Río Uruguay, el planteo es contra un denominado “Código de Convivencia” que, presuntamente, habría sido acordado por el personal directivo del establecimiento y un grupo de alumnos, que habrían oficiado como delegados.

Ese acuerdo, según explicaron los estudiantes, incluye una serie de imposiciones como por ejemplo “que sólo se pueden usar remeras blancas” y que tampoco se puede concurrir “con pelos teñidos”.

Los jóvenes consultados dijeron que cuentan con el apoyo de algunos docentes del establecimiento y explicaron que esas reglas de uso de indumentaria los obliga a contar con varias prendas del mismo color para concurrir al establecimiento. Además, consideraron que la cláusula de prohibir los pelos de colores “es algo de otra época; parece que no se enteraron que estamos en el 2022”, dijeron.

Según anticiparon los reclamantes, seguirían en el patio de la escuela hasta ser recibidos por las autoridades de la escuela.

protesta-3

La palabra de la directora

Por su parte, la directora del establecimiento, Carina Schonfeld, se refirió a la movilización llevada adelante por los alumnos de la institución y reconoció que la situación “nos sorprendió”.

La docente explicó que, hace unos días, “veníamos trabajando en esto y quedamos en que lo seguiríamos trabajando el próximo lunes, pero nos encontramos con esta situación”. Desde su punto de vista, “no nos parece el modo, porque no hay manera de dialogar así”, por lo que insistirán en convocar nuevamente a los delegados.

“Nosotros formamos parte de una institución en donde hay normas que tenemos que cumplir; vamos a acompañarlos y somos referentes, pero tratamos de prepararlos para el mundo laboral o el mundo académico”, valoró y recordó que “existen normas que vamos a ir dándoles año tras año” para alcanzar este objetivo.

protesta

Los pedidos

En un principio, los directivos “pedimos que vinieran con una chomba o una remera blanca, para identificarlos como estudiantes de la escuela”, detalló la docente. “Ellos nos dijeron que lo único que los identificaba era la campera, por lo que era un modo de mantener la pertenencia” a la institución.

Por otro lado, también plantearon “el tema del horario, porque ingresan a partir de las 7:45, a diferencia de otras escuelas que entran 7:20”. Es por eso que “les pedíamos que se respetara ese horario, porque entraban incluso más tarde todavía, por lo que reconocieron que teníamos razón ante este planteo”.

Asimismo, en palabras de la vicerrectora de la escuela, los alumnos “también planteaban que no les pongamos inasistencia los días de lluvia, pero hay que diferenciar un día de lluvia leve en el que pueden venir o incluso venir un módulo más tarde, porque sabemos que algunos viven lejos y usan el colectivo y los esperamos, pero ellos nos dijeron que no, porque si se mojan se enferman”.

La docente consideró “es una tradición que viene desde la primaria, pero nosotros queremos hacerles entender que, cuando les toque trabajar, con lluvia o sin lluvia van a tener que ir igual”; a pesar de que “los días torrenciales nosotros entendemos y no les computamos la inasistencia”.

Entre otras cosas, los directivos también plantearon “el cuidado de los piercings, que, por una cuestión de seguridad de ellos, tratáramos de que no fueran visibles”.

El mate en la escuela

Otra cuestión “fue el tema del mate en la escuela”, subrayó Schonfeld, porque “en esta institución ya venían acostumbrados a eso, pero, por la pandemia, consideramos que no es conveniente”. Además, en la escuela “tenemos pocos ordenanzas para mantener la higiene del lugar, que funciona desde la mañana hasta la noche y no alcanza el personal para limpiar”, condición que cuenta con el agravante de que “a la yerba, a veces la dejan en el baño, se tapan las cañerías y no podemos andar buscando qué alumnos fueron”.

Respecto a los teléfonos celulares, la directora contó: “Tuvimos diferentes situaciones el año pasado, por lo que decidimos implementar que los chicos dejen el celular en una caja a voluntad”. Y ejemplificó: “Han filmado a docentes y sabemos que el uso de la imagen, para ser publicada, es un delito penal”.

wasap final

Más de Estación Plus Crespo

Estación Plus Noticias en tu E-Mail

Ingresá tu E-Mail y recibí diariamente las noticias de Estación Plus Crespo

Te puede interesar

Plus facebook

Otras noticias en Estación Plus Crespo: