Bordet: “Que uno genere gobernabilidad, no quiere decir que cogobernemos”

Entre Rios 27 de mayo de 2018
"No tengo que rendir demasiados exámenes en mi vida dentro del peronismo. A esta altura no tengo que demostrarle absolutamente nada a nadie", dijo el gobernador acerca de su identidad peronista y del buen diálogo con Macri.
foto0_1_272944_1

El gobernador Gustavo Bordet estuvo en Gualeguaychú el 24 y 25 de mayo para celebrar la fiesta Patria, dado que eligió esta ciudad para concentrar los actos oficiales a nivel provincial.
Si bien siempre fue de fácil acceso para la prensa –de hecho, ofreció una conferencia en la Municipalidad el mismo 24 de mayo-, por la noche antes de participar de la velada en el Teatro Gualeguaychú, recibió a El Argentino y a LT 41, en un diálogo donde abordó varios temas económicos, financieros, pero también políticos, de gobierno, institucionales y adelantó algunas propuestas que está impulsando para su debate en la Legislatura como la reforma electoral.
En la primera parte, de un diálogo que duró poco más de treinta minutos, Bordet explica una de las razones por las que ha disminuido el costo del metro cuadrado en las licitaciones de la Provincia y que está vinculado con la transparencia de esos procesos; explica cómo es la relación con el gobierno de Mauricio Macri y define –casi de manera pedagógica- que una cuestión son las relaciones institucionales y otras muy diferentes los posicionamientos partidarios: “Que uno genere gobernabilidad, no quiere decir que cogobernemos”, dirá para que se comprenda que cada gestión tiene que hacerse cargo de sus aciertos y errores. A diez años de la reforma Constitucional, reconoce lo que se ha avanzado, pero subraya que todavía quedan institutos por desarrollar de acuerdo al espíritu de los convencionales de la reforma de 2008.
Por último, Bordet expresó su preocupación por el endeudamiento del país, la relación con el FMI y definió que, así como todos los sectores de la economía de Argentina están haciendo su esfuerzo, el campo podría aportar el suyo.

-A partir de su gestión se implementó una novedad: el seguimiento de las licitaciones de manera on line. Y siguiendo esas licitaciones, se puede detectar que las empresas están cotizando por debajo de los presupuestos oficiales. ¿Por qué se da eso? 
-Primero, creo que hay un cambio sustancial, no son las formas sino también va al fondo de la cuestión. El hecho de que se pueda hacer on line, cualquier oferente puede hacerlo de manera ágil, rápida y no hay secretos en cuanto a los pliegos y al acceder a la información. Y esto hace que se compita verdaderamente y se dejen de lado especulaciones. A veces con el otro sistema, se especulaba hasta el último momento, cuántos oferentes había y en base a eso se hacía una oferta más alta o más baja, dependiendo de la cantidad de oferentes. 

-Se encarecía el metro cuadrado, entonces…
-Exactamente. Y aquí como es un sistema on line, cualquier accede, puede cotizar su oferta en línea, en el momento… y esto hace que haya una mejor competencia, mucho más leal; y que se ofrezcan los precios que realmente tienen que ofrecerse. Porque siempre hay una creencia o a veces un hábito, que como es el Estado tiene que tener un precio diferente. El sistema on line estimula que haya más oferentes y los presupuestos, la mayoría de las obras que se terminan adjudicando se hacen con propuestas inferiores a los presupuestos oficiales; con lo cual hacemos ahorros importantes en materia de obras públicas, que es básicamente el rubro que más requiere de licitación. 

-La relación con la Nación requiere de un equilibrio político. ¿Cómo se construye ese equilibrio teniendo en cuenta las realidades económicas y financieras? 
-Primero que nada, quiero decir que hay una situación que se da en la Provincia… y creo que en la historia de Entre Ríos no se había dado; por lo menos, en la historia más reciente desde 1983 a la fecha: nunca hubo un gobierno que conviva los cuatro años de gestión de diferentes signos políticos. Esto fue todo un aprendizaje, de poder entender la convivencia institucional entre gobiernos que pertenecemos a distintos partidos políticos. Y lo que hemos hecho es ponernos de acuerdo en desarrollar nuestras acciones que son comunes y cuyos objetivos nadie puede estar en desacuerdo; y que tiene una correlación hacia los Municipios que en la provincia están bastante equitativamente distribuidos… para poder lograr acuerdos de tipo institucional, donde avanzamos hacia la consecución de estos objetivos. Esto ha dado muy buenos resultados. Por ahí, desde la política, no se lo valora o se lo subestima, en el sentido de que se lleva lo institucional a lo político. Cada uno tiene su pensamiento político. En mi caso, mi sentido de pertenencia, de identidad, esto se resuelve cuando hay un proceso electoral; mientras hay que gestionar, se gestiona para todos los entrerrianos… y se tiene que poner lo mejor de sí para lograr acuerdos con el Gobierno Nacional, con Municipios y así poder desarrollar los planes de gestión y de gobierno. Entonces, en el Gobierno Nacional también se da una situación muy particular porque no tiene mayoría en ambas Cámaras, necesita de acuerdo de gobernabilidad. Y que uno genere gobernabilidad, no quiere decir que cogobernemos. Nosotros no cogobernamos con el Gobierno Nacional y cada uno asume sus aciertos y errores en el ámbito que gobierna: ellos a nivel nacional y nosotros en el provincial. Reitero, esto es una relación muy seria, muy madura, muy responsable, que generó todo un aprendizaje y que a mi entender resulta muy positivo. Y esto ha logrado grandes entendimientos y grandes consensos, muchos de ellos que se tradujeron en acuerdos legislativos con leyes muy importantes para la provincia. Para citar una sola, quizá es la más importante que es la Ley de Presupuesto, para este 2018 fue aprobada por unanimidad en ambas Cámaras, tanto en general como en particular. Y esto es un gran avance institucional; y no es que estamos de acuerdo en todo… pero sí en cuestiones importantes que es el plan de gobierno. Valoro mucho que haya existido una valoración y una aceptación de la actual oposición.

-El ex canciller Jorge Taiana estuvo en Paraná y ha dicho que los gobernadores en estos momentos están siendo extorsionados e inclusive consideró que usted en algún momento tendrá que definir una posición. 
-Nunca he sentido un mecanismo extorsión ni coercitivo por parte del Gobierno Nacional. Nosotros hemos logrado acuerdos muy beneficiosos para la Provincia: recuperamos 15 puntos de coparticipación. Con lo cual, ahora estamos percibiendo tres y vamos a terminar la gestión percibiendo los 15 de manera plena. Esto es un avance fenomenal, es algo que se venía reclamando a los distintos gobiernos desde 1992, cuando se produce la quita de estos 15 puntos y hoy lo hemos recuperado. Recuperamos un acuerdo para sanear el déficit del sistema previsional. Es un acuerdo compensatorio, que legítimamente nos correspondía. Cuando asumí en 2015 recibíamos cero pesos; porque la gestión anterior había eliminado todos los sistemas compensatorios. Hoy estamos recuperando 1.300 millones de pesos y hemos terminado de presentar toda la auditoría en la Anses para poder lograr, estimamos, otro tanto más que es el acuerdo que hemos realizado. Entonces, hay acuerdos que son beneficiosos, que son mutuos, que no tienen absolutamente nada que ver con el posicionamiento político de cada uno. Nosotros hemos defendido los recursos que legítima y federalmente, le correspondían a Entre Ríos. Yo cumplí ese rol. A mí los entrerrianos me eligieron para que gobierne para mi provincia y lo he hecho con la responsabilidad, no sólo de reclamar lo que legítimamente correspondía; sino también de lograr que efectivamente eso se materialice. Y lo estamos logrando. Por eso hemos enderezado la situación de déficit fiscal, que recibimos la Provincia de manera muy gravosa y muy complicada, a pasar hoy a una situación prácticamente en 2018 sino de equilibrio, muy cerca y en 2019 estaremos en equilibrio. Y esto fue por mayores recursos que hemos peleado y discutido y debatido con el Gobierno Nacional y también un plan de contingencia del gasto. Aquí hay cuestiones que son institucionales. Y desde lo político, sé perfectamente dónde estoy parado y no necesito que venga ningún dirigente de Buenos Aires a decirme dónde debo pararme en el Justicialismo. Milité toda mi vida dentro del Partido Justicialista, tengo perfectamente bien claro cuáles son mis ideales y no pienso renunciar jamás a los mismos. Tengo perfectamente claro cuál es el institucional en lo cual me eligieron los entrerrianos y cuál será el rol político que asumiré con mi partido frente al proceso electoral que será el año que viene. Pero este, es un tiempo de gestión. Ojalá tuviera el tiempo que tienen muchos dirigentes para hacer campaña política. Pero tengo y me da mucho placer, que dedicarme 100 por ciento del tiempo a la gestión, porque este no es un año electoral sino para trabajar fuertemente.

-Le molesta gobernador que le estén pidiendo permanentemente el ADN peronista. 
-No tengo que rendir demasiados exámenes en mi vida dentro del peronismo. A esta altura no tengo que demostrarle absolutamente nada a nadie. Así que estoy muy tranquilo con mi pensamiento y con lo que estamos ejecutando y llevando adelante.

-En este 2018 se cumplirán diez años de la reforma de la Constitución provincial. Hay institutos que todavía son deuda y cómo se reparará la misma; además de saber qué se está pensando como celebración. 
-De algún modo hemos comenzado a realizar y varios institutos los estamos poniendo en funcionamiento. Uno de ellos fue con la situación de conflicto que se nos había presentado con el Tribunal de Cuentas. Y para resolver el sistema de elección de autoridades y lo estamos haciendo conforme lo establece la Constitución de 2008. En las próximas semanas se remitirán los pliegos para el llamado a concurso, tal como lo establece la Carta Magna Provincial. Estamos avanzando con la Ley de Comunas, que es otro instituto que estaba previsto. Es nuestra voluntad poner en vigencia la Constitución. Hay aspectos, como el de la coparticipación a Municipios, que cuando asumí había un atraso de diez meses de la gestión anterior, y hoy estamos al día tal como la Constitución lo establece. Estamos dando el máximo cumplimiento a todos los institutos que fueron creados. Es cierto que faltan algunos, pero tenemos la vocación para cumplir con el espíritu que tuvieron los constituyentes. Con respecto a la celebración estamos trabajando en algunas propuestas. Hay una idea de reunir a todos los convencionales de 2008 para poder rememorar una reforma de la Constitución que fue muy apropiada para los tiempos que nos tocó vivir. Y que se aprobó por consenso, eso también es muy importante porque –en definitiva- es la norma a la que nos tenemos que sujetar quienes tenemos responsabilidad de gobierno.

-Cree que en algún sector de la oposición no se ha comprendido el espíritu de su proyecto de reforma política o cree que hay alguna especulación electoral. Por ejemplo, Fabián Rogel manifestó que no se puede hacer una reforma a meses de las elecciones. 
-Primero, estamos a más de un año y medio de las elecciones. Creo que hay una resistencia al cambio y eso es lógico. Y esto no es solo de la oposición, sino también de mi partido. Proponemos cambios acordes a los tiempos y a la sociedad que viene demandando mecanismos transparentes, que reflejen la voluntad que tiene el electorado al momento de sufragar; que no sea distorsionado con la boleta sábana a la cual me he opuesto históricamente. He sido perjudicado muchas veces por la boleta sábana. O les pasa a muchos jóvenes, que quieren presentar una propuesta política y terminan encerrados en un acuerdo que hacen los dirigentes sentados en una pieza del partido y resuelven todas las candidaturas. Creo que esto trae aparejado un cambio importante. Y bueno, la estructura muchas veces de los partidos más tradicionales, tienen una resistencia al cambio. Bueno, habrá que debatirlo y conversarlo. De todos modos, entiendo que por primera vez –al menos en muchos años- donde todo proyecto de Ley Electoral se hacía a medida de lo que necesitaba el gobernador de turno; nosotros, un año y medio antes de las elecciones, hemos remitido un proyecto a la Legislatura, no cerrado sino abierto para que se debata, se discuta y se construyan los consensos. No es que estamos a meses de la elección. Lo hacemos con todo el tiempo y en un momento que no es electoral, que es de mucho trabajo institucional y la Legislatura es el ámbito donde esto debe debatirse. Ojalá podamos tener una ley que surja con consenso y que genere garantías para todos los ciudadanos entrerrianos, que lo que elijan refleja la voluntad de cada uno.

-Cuando el año pasado usted inauguró el período de sesiones, anunció la necesidad de hacer una reforma integral a la Ley Orgánica del Poder Judicial. A un año de ese anuncio, cuál es la situación. 
-Estamos trabajando en varios sentidos. Primero, venimos con la firme convicción –lo dije este año en la Legislatura- de crear el juicio por jurado. En materia judicial Entre Ríos está muy avanzada… pero tenemos que ir un paso más hacia el sistema de juicio por jurado. Esto no es novedoso en la Argentina, porque esta iniciativa ya se aplica en Córdoba, Neuquén, Buenos Aires y funciona muy bien; además de generar un ámbito participativo del pueblo, de la ciudadanía en el debate judicial. Y el Ministerio de Gobierno y Justicia está trabajando en una nueva Ley Orgánica para el Poder Judicial y que entendemos que es necesario. 

-Lo llevamos de nuevo al plano económico, atento a su experiencia. El déficit que ha llevado a que el gobierno de Mauricio Macri a tomar deuda otra vez con el Fondo Monetario Internacional (FMI), es consecuencia del gobierno anterior o de políticas como la rebaja en las retenciones a las mineras y a las actividades agropecuarias, para dar dos ejemplos. Y si tuviera que hablar con el presidente de la Nación, qué le sugeriría para reducir el déficit, que es lo que nos está llevando a un profundo endeudamiento. 
-Hemos hablado; pero reitero, nosotros no cogobernamos. Los aciertos y errores los tiene que asumir el gobierno. Si bien puede existir una situación de déficit estructural, aquí hay problemas que son responsabilidades del gobierno. Y más que una gran crisis económica, hay una gran crisis financiera… y nosotros lo veníamos advirtiendo (gobernadores y analistas), en el sentido de que había altas tasas de intereses, las Lebac con sus tasas elevadas y esto fue incrementándose el volumen y veíamos que lamentablemente la única salida es la devaluación para licuar lo que es tasa en relación al precio dólar. Se solucionó temporalmente, porque se sigue con el mismo circulante de Lebac (hay cinco mil millones y una tasa del 40 por ciento). Todos queremos que se normalice y vaya bien y ojalá que podamos tener tasas que alienten la inversión y no la especulación. Pero, lamentablemente, todavía no lo vemos. Y esto es claramente un error del gobierno. Y fue también el fijar metas que después no iban a poder cumplir, y que de hecho no se cumplieron y tuvieron que ser revisadas. Todos queremos que el gobierno nacional haga una buena gestión, porque eso nos ayudaría a nosotros a hacer lo mismo y del mismo modo nosotros hacia los municipios. No estamos para políticas fáciles o poner palos en la rueda; pero sí advertir que hay una situación que es evidente que iba a ocurrir, que efectivamente ocurrió y que todavía no se ha solucionado. Ojalá que se pueda encaminar y se pueda resolver.

-Estaría de acuerdo que se le ponga freno a las rebajas de las retenciones del campo como ha trascendido. Incluso el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne admitió esa posibilidad. 
-Creo que sí. Si acá se está pidiendo un esfuerzo a los usuarios de la energía eléctrica y del gas por aumentos desmesurados; si nos piden un esfuerzo para recortar obras públicas; si hay también un esfuerzo que sancione una ley previsional, que nos costó mucho apoyarla, pero había un consenso fiscal que respetar; creo que el esfuerzo tiene que ser parejo para todos. No podemos seguir transfiriendo recursos y creo que en un momento de gravedad hay ciertas medidas que se deben replantear. Y creo que aquí hubo errores también de transferencias de recursos, al principio de la gestión, que eso significó menos ingresos y que hoy… bueno… está evidenciado en el déficit fiscal. Todos queremos que se arregle. Todos queremos tener déficit cero porque entendemos que esto es saludable para poder avanzar en nuestros planes de gestión y de gobierno. Pero vemos que hay errores que nos han llevado a esta situación. 

-Como las tarifas, por ejemplo, que serían como una transferencia de abajo hacia arriba…
-De abajo hacia arriba. Entonces, por eso al esfuerzo lo tenemos que hacer entre todos. No sirve que lo hagan siempre los sectores más vulnerados. Todos tenemos que resignar algo en esto.

-Y en este escenario, qué le preocupa en lo social y económico en la provincia. ¿Está contenida? ¿Se puede estar tranquilos ante la situación del comercio, de los pequeños y medianos productores? 
-Veo un clima de buen diálogo y de convivencia en todo el territorio de la provincia. Recorro toda la provincia, ayer estuve en Diamante, la semana pasada en Colón, en Federación… y así sucesivamente hasta en los pueblos más chicos. Y observo que hay buen clima de convivencia, de respeto, de diálogo… creo que esto es muy positivo. Y no hablo intra gubernamentalmente, hablo con el sector privado, hablo con la ONG. Claro que hay dificultades, pero está la vocación de encontrar soluciones, pese a los obstáculos y a los problemas que a veces se nos presentan coyunturalmente. He visto a sectores que tienen más dificultades que otros. Vemos que muchas de las dificultades de nuestras economías regionales, es porque les cuesta cada vez más ser competitivas, y sobre todo en materia de exportaciones. Esto no se ha traducido en despidos. No hemos tenido en la provincia despidos masivos en el sector privado. En el sector avícola, que es el que más empleo genera, ha mantenido el nivel de empleo; con márgenes muy justos, pero lo siguen sosteniendo. Estamos muy atentos para que podamos seguir teniendo la misma dinámica en todas las economías regionales. Por suerte Entre Ríos es una provincia que tiene una gran variedad en cuanto a economía regional; no dependemos de la avicultura que es la más importante. El sector arrocero es muy importante, el sector foresto industrial también, los citrícolas, el sector de granos como maíz, soja, sorgo, trigo; el sector de la lechería, el apícola, el porcino… Y además está bien distribuido demográficamente. Por eso Entre Ríos es una provincia que tiene todas las potencialidades y entendemos que estas economías regionales tienen que tener las competitividades necesarias. Y está en nuestros objetivos, asegurarlas y poder trabajar de manera conjunta. Casualmente, esta semana viajo a una misión comercial junto a los gobernadores de Córdoba y Santa Fe, y presentaremos a la Región Centro con empresas y productores de las tres provincias en mercados que son muy proclives para colocar productos como es Tailandia y Vietnam. Hay que estar permanentemente al lado de la problemática, como estamos al lado de los citricultores para que se puedan abrir las exportaciones a Estados Unidos y estamos cerca de lograrlo. Logramos abrir Brasil, que es un mercado muy beneficioso en esta materia. Así, también, yendo a otro sector industrial como el farmacéutico y de medicamentos; Entre Ríos es la segunda del país que viene creciendo sostenidamente y con más de sesenta países donde se exporta. Hay un buen clima de convivencia en la provincia para poder resolver las dificultades. Y por eso nos preocupa mucho que esto se pueda romper si macro económicamente le va mal a la Argentina, le va mal a la gente, al trabajar, al industrial, al profesional que trabaja de manera independiente, nos va mal a todos.

-Hay muchos medios de comunicación en la provincia que están cerrando, especialmente del rubro gráfica. ¿Esta situación le preocupa, le es indiferente? Estamos hablando de pluralidad de voces, también. 
-Me preocupa porque hay muchos trabajadores, especialmente en el rubro gráfica. También hay un tema que atraviesa no solo a Entre Ríos sino a todo el mundo, donde los medios gráficos van perdiendo rentabilidad porque son suplantados por internet o medios electrónicos. Si bien nunca se va a reemplazar al papel; soy un convencido de la vigencia de los libros, por ejemplo; creo que se va reformulando los medios de impresión. Es un tema preocupante por la cantidad de trabajadores que han perdido sus fuentes de trabajo y ello implica familias que se quedan sin el sustento. También quiero subrayar que en nuestra gestión jamás hemos interferido ni tampoco intervenido ante una línea editorial determinada. Obviamente, podemos no estar de acuerdo con alguna opinión, pero para ello está el derecho a réplica. 

wasap final

Más de Estación Plus Crespo

Estación Plus Noticias en tu E-Mail

Ingresá tu E-Mail y recibí diariamente las noticias de Estación Plus Crespo

Te puede interesar

Otras noticias en Estación Plus Crespo: