Tecnovo-final-web-liviano

Por el puente a Santa Fe, en 2021 solo habrá fondos para estudios de consultoría

Entre Rios 16 de noviembre de 2020
El nuevo enlace vial Paraná-Santa Fe ideado hace más de dos décadas, y anunciado varias veces en los últimos años, por ahora no será una prioridad.
por-el-puente-santa-fe-2021-solo-habra-fondos-estudios-consultoria

Lo anunció Cristina Fernández de Kirchner en sus años de Presidencia y lo prometió en cada uno de sus cuatro años de gestión Mauricio Macri. Sin embargo, el puente Paraná-Santa Fe seguirá siendo, por un tiempo más, solo una quimera.

En el proyecto de Presupuesto nacional 2021 que se debate en el Congreso, las partidas asignadas para el enlace vial entre las capitales provinciales solo dan cuenta de un ínfimo aporte, correspondiente por su monto a la continuidad de los trabajos de consultoría que hace años contrató la Dirección Nacional de Vialidad (DNV), para los estudios de factibilidad.

Originalmente, la iniciativa remitida por el Poder Ejecutivo Nacional consignaba para su realización un monto de 8.919.465 pesos, destinado a la Gerencia Ejecutiva de Proyectos y Obras de la DNV. En su discusión en Diputados, fue incorporado en la planilla de obras, aunque también con un monto que según trascendió, sería de unos 450 millones de pesos, que no contempla la posibilidad de su inicio.

La idea del viaducto para complementar el túnel subfluvial –que el año pasado cumplió 50 años– arrancó sobre fines del siglo XX, con la firma de un acta compromiso entre los entonces gobernadores en 1999, Jorge Obeid y Jorge Busti, a pocos días que dejaran sus mandatos.

Se retomó con fuerza a fines de la primera década del siglo XXI, con un pedido y gestiones formales presentadas ante la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner, en una visita a Paraná, en el año 2009.

Antes que finalice su segundo mandato, se aceleró su evaluación, al punto que durante la gestión de la intendenta de Paraná Blanca Osuna, reuniones con distintos actores económicos y políticos entrerrianos situaban ya la ubicación de la cabecera en la zona sur de la ciudad, en Puerto General Alvear, y con la posibilidad de un paso ferrovial.

En medio de un avance del proyecto en ambas costas, se produjo un recambio institucional, y la ciudad de Santa Fe hizo privilegiar su postura frente a la ubicación, conforme a conveniencias urbanas y productivas.

El puente se iba a construir al norte de Paraná, aguas arriba del Túnel y de paso cercano por la zona de Toma Vieja.

Coincidió con rechazos y conflicto en Paraná, tanto por su impacto ambiental en un área protegida, como por su ubicación, que enfrentó a la gestión municipal de Varisco con la administración provincial, en el que el actual intendente, Adán Bahl, era el vicegobernador.

Con la determinación técnica, llegaron los anuncios y compromisos de obra de la gestión de Mauricio Macri. El puente a Santa Fe se anunció cada año, y se lo incluyó en los últimos presupuestos nacionales.

En el discurso de apertura de sesiones del Congreso, en marzo de 2017, Macri anunció el puente Santa Fe-Paraná, con un presupuesto de 900 millones de dólares. La licitación iba a realizarse en septiembre de 2017.

Pasó un año, llegó luego la idea de su concreción bajo la modalidad de Participación Público Privada (PPP), figura que no prosperó para ninguna obra vial pergeñada durante la anterior administración. La crisis cambiaria desde 2018 derrumbó cualquier nuevo intento de que prospere su construcción, pese a que fue nuevamente incluida en el presupuesto nacional.

De acuerdo con las consultas realizadas por UNO, no existe por ahora decisión política para apuntalar el nuevo enlace físico. En Entre Ríos hay una reactivación de la obras viales que alcanza a todas las rutas nacionales: así se reanudó luego de cuatro años paralizada, la autovía de la ruta 18; se trabaja en la recuperación de la 127, vía clave para el Mercosur; hay trabajos en la ruta 131; y se licitó la obra de la Circunvalación de Paraná, hasta San Benito, además de otros trabajos que están en vías de avances.

En Santa Fe, por su parte, urge como prioritaria la obra del segundo puente a Santo Tomé, que tampoco ha sido contemplado en el presupuesto nacional.

Detalles

La construcción propiamente dicha se estima que demandaría al menos cuatro años, en una situación ideal.

La traza definitiva estaba determinada con el cruce del cauce principal del río cercano al túnel subfluvial –sobre la zona de la Toma Vieja–. Desde allí, en territorio santafesino, iba a seguir por un empalme hasta conectarse con la ruta nacional 168. Allí cruzará el río Colastiné y, ya pasando Colastiné Sur, se conectará con el canal de acceso al Puerto de Santa Fe y cerca de la futura reubicación de la estación portuaria vecinal.

La continuidad del proyectado enlace atravesará el riacho Santa Fe (o canal de derivación sur) para después tomar la Circunvalación Sur. Y de allí se conectará con el sistema de autopistas, tanto hacia Rosario como a Córdoba.

Para los cruces de riachos en territorio santafesino se prevén otros dos puentes: uno fijo sobre el riacho Santa Fe, y un puente móvil –levadizo– en el tramo del acceso al puerto para garantizar el ingreso de buques de todo tipo y tamaño. También se confirmó la factibilidad de incorporar un tercer carril en la Circunvalación Sur.

Según confiaron a UNO, los trabajos de la consultoría prosiguen. Las últimas acciones conocidas en la región fueron los trabajos de campos y mediciones en la zona de Toma Vieja e islas, a cargo de profesionales de la consultora contratada para los estudios de factibilidad de la obra. Ese relevamiento, continúa, aunque sin premura.

wasap final

Más de Estación Plus Crespo

Ingresá tu E-Mail y recibí diariamente las noticias de Estación Plus Crespo

8399962801426656619



Te puede interesar

Otras noticias en Estación Plus Crespo: