Patricia Caro: “La clase media está consumiendo droga casi en el mismo nivel que el pobre”

Crespo 04 de octubre de 2018 Por
La coordinadora del Área de Prevención de la Fundación Ave Fénix, Lic. Patricia Caro, desarrolló un contundente taller para adolescentes en Crespo. “Mientras para un sector el narcomenudeo sea un recurso de vida, no lo vamos a terminar. La droga no se va a erradicar, pero se puede combatir con arduo trabajo social”, aseveró.
Patricia Caro
Lic. Patricia Caro

“La droga es un recurso de vida en sectores marginales”, afirmó la máxima referente de la fundación con amplia trayectoria en el tratamiento de recuperación de personas drogadependientes. Sin embargo, aclaró que también es una problemática muy presente en otras clases sociales y agregó: “La clase media está consumiendo casi en el mismo nivel que el pobre, sólo que en general, los chicos no comienzan tan temprano. Uno presume y en general se comprueba, que tienen cierta contención familiar. Sucede que cuando inician con las salidas nocturnas, empiezan a escaparse de esos controles del hogar. Lamentablemente ocurre cerca de los 13-14 años y debería darse más cerca de los 16-17. Cuando escapan al control paterno, pasan a contagiarse de la actividad de grupo”.

Políticas hogareñas de “puertas abiertas”

Caro afirmó que “las familias deben restringir el acceso de los adolescentes al alcohol y las salidas nocturnas, ya que lo perdemos en la noche. Las familias tienen que aplicar lo que llamo ‘políticas de puertas abiertas’, es decir, que se reúnan en casa y no en la de otros, en la que pueden ser muy permisivos en el consumo de alcohol. Abriendo las puertas desde los 11, 12, 13 años, aprenden a juntarse sin alcohol, les doy el ámbito para que se sientan cómodos y se van a seguir juntando, pero sanamente, porque además voy a poder controlar las situaciones”.

Charla adicciones 03

Alumnos que consumen

Planteando la situación, Caro expresó: “Tenemos absolutamente claro que en general, la mitad de los chicos está consumiendo marihuana, con una total desaprensión, seguros de que es inofensiva, porque el marketing ha generado ese imaginario social. Hay que luchar contra eso, porque la marihuana nos lleva a sustancias y caminos muchos más graves”.

“Que los docentes denuncien el consumo de menores, no sirve”, aseguró y explicó: “¿Qué puede hacer una autoridad policial respecto de un chico menor de edad, que llevó droga a la escuela? El chico es inimputable. La responsabilidad de que la droga no ingrese a la escuela es de las autoridades escolares, entonces lo que pueden hacer es extremar las medidas para evitar que no haya portación y consumo dentro de la escuela. Igualmente eso no significa que los chicos no van a consumir. Eso en realidad, depende casi en un 100% de la familia. Los adolescentes que empiezan a consumir, en general están tapando un agujero por una necesidad de nuclearse con los pares, de hacer lo mismo que ellos, generalmente por un estado de baja autoestima, porque no se ha hablado en la familia lo suficiente como para que entiendan que no se pueden dejar llevar de esa manera. Está bien que no denuncie el docente, porque ¿qué va a hacer la policía con un chico que lleva droga a la escuela?. El trabajo de la escuela tiene que ser preventivo, no represivo".

Desde su especialización bioquímica y forense, la profesional acotó: "Hay que tener en cuenta que hay un aumento del consumo en las nenas, aunque predomine en los varones. Se da ya a los 10 años, porque viven con la droga naturalizada dentro de la casa. Las drogas, aparte de afectar todo lo que tiene que ver con la psiquis, capacidades intelectuales,, conductas y las enfermedades psiquiátricas que producen, sabemos que repercute absolutamente en todo el organismo. Y las nenas, desde el punto de vista hormonal femenino, siempre se van a ver más afectadas que los varones”.

Charla adicciones 04

“No alcanza con que los padres no le suministren dinero”, dijo la especialista y agregó: “Hoy la marihuana, que es la droga más difundida, vale centavos. Los chicos consiguen el dinero de cualquier manera, venden cualquier cosa que tienen, empiezan a sacar objetos de la casa -lo cual debe ser un motivo de atención para los padres, la faltante de cosas-, incurren en pequeños robos en la escuela, como sacarle cosas a los compañeros, son acciones para ellos sencillas. Pero también es cierto que cuanto menos se le provea dinero al chico, éste venderá para drogarse y termina entrando en el circuito del narcomenudeo, para proveerse él mismo”.

Charla adicciones 01

Ley de Narcomenudeo: una bomba de tiempo

En forma contundente y siendo coherente con lo expresado desde que se promulgó la ley en la Provincia, la Lic. Patricia Caro cuestionó fuertemente el modo en que se ha implementado. Dando a conocer su apreciación en disidencia, explicó: “Con la Ley de Narcomenudeo no se soluciona el problema, se complica, por muchos motivos: se llenan las cárceles de personas que venden al menudeo, que a su vez consumen y llenar los penales de gente que consume, hace que se afiance el narcotráfico y no se pueda cortar. Se ponen presas a personas adictas, sin que estén en tratamiento, por lo que si llegamos a tener en la cárcel el 80% de los internos sin droga, sería un caos que reventaría la cárcel. Conlleva a que haya y sabemos que hay narcomenudeo en las penitenciarías. En el afuera, el problema de la venta minorista tampoco se corta. El narcomenudeo se organiza siempre en familias, es decir, que dos o tres miembros de una familia del mismo barrio, se reparten, de manera que en una casa se expende, en otra se acopia y cuando se allana una y se lleva preso al de esa casa, enseguida toma la posta el hermano, el primo, el tío, o los hijos, que están en casas cercanas o vecinas. No es más que correr el punto de venta hasta que pase la tormenta. El narcomenudeo sigue, no se elimina. Por eso es importante entender que el problema no tiene una sola pata, que es la de la ley ó la acción de la fuerza de seguridad; sino que se ataca desde lo social. Es un problema similar a las cucarachas, hay que correrlas, es imposible exterminarlas. Mientras el narcomenudeo sea para un sector, un recurso de vida, no lo vamos a terminar. La droga no se va a erradicar, pero se puede combatir con arduo trabajo social: hay que trabajar fuerte con la infancia, con las generaciones nuevas, porque las viejas es difícil de modificarlas”.

Charla adicciones 07

Cómo acceder, beneficios y falencias del sistema de tratamiento público

Para quienes ya se encuentran atrapados por la adicción a algún tipo de sustancia, Caro enfatizó en que el tratamiento debe ser integral y muy estricto. Desaconsejó que un solo profesional, por consultorio, con sesiones aisladas, pueda solucionar el problema de una persona adicta.

Asimismo, la especialista explicó: “Por ley, los tratamientos tienen que ser cubiertos por las obras sociales. Cuando el paciente no tiene obra social, se hace un trámite ante el Sedronar, para la cobertura, que es en instituciones habilitadas por ello. Allí está obligada a cubrir los tratamientos. Hay un montón de instituciones que contienen o tratan adictos, pero al no tener la habilitación de Sedronar, no tienen cómo sostenerse y esto es lo que hace que haya instituciones con gente pidiendo en la calle para poder mantenerse. Si Sedronar no las habilitó, no puedo confiar en el sistema de tratamiento que aplican. El organismo nacional tiene un tope de presupuesto asignado para tratamientos, lo cual significa que para cada provincia y para cada institución en cada provincia, hay un cupo. A veces la respuesta es ‘cupo cubierto’, y en esos casos hay que esperar a que obtenga el alta una persona para acceder”.

A modo de severa observación, Caro especificó: “Sedronar cubre un año de tratamiento y el tratamiento completo dura dos. Ave Fénix recibe ese año de Sedronar y al segundo año se lo trata gratis. En Comunidad Terapéutica de Paraná se le otorga el alta al año, cuando no se puede, porque nadie se recupera de una adicción en un año. El tratamiento tiene cuatro fases, donde cada una debe durar no menos de seis meses, porque es un proceso lento, una reeducación total de la cabeza del adicto, no puede llevar menos tiempo. Sino, el alta precoz, lo deja en condiciones de vulnerabilidad muy alta a la recaída”.

Charla adicciones 02

La capacitación para estudiantes: "Conociendo a un potencial enemigo: Las Adicciones", se desarrolló con mucho éxito en la mañana del miércoles, en el salón de la Parroquia San José. La misma disertación de la Dra. Patricia Caro fue organizada por la Parroquia Nuestra Sra. del Rosario, Comisaría Crespo y AVACC.

Charla adicciones 08
Charla adicciones 05
Charla adicciones 06

Estacion Plus Crespo

Fuente de la noticia

Ingresá tu E-Mail y recibí diariamente las noticias de Estación Plus Crespo